‘Enfocan’ los apoyos en el sector hotelero

290
  • Golpea con fuerza a restauranteros desaparición del CPTM; advierten vulnerabilidad

 

ELMER ANCONA

CANCÚN, Q. ROO.-  Con la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), el sector restaurantero ha sido fuertemente golpeado, advierte Marcy Bezaleel Pacheco, presidente de la Canirac, Capítulo Cancún, Isla Mujeres y Puerto Morelos.

“Sí, nos afectó bastante, las autoridades estatales -considero- se están enfocando mucho en los hoteles y eso no está mal, porque al final del día es el sector que deja más derrama económica; no obstante, al restaurantero lo tienen un poco aparte”.

Después de los hoteleros son los restauranteros, han intentado hablar con los secretarios de Turismo que sí los apoyan, pero hasta cierto punto, no es un apoyo al cien por ciento.

El secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, como fue presidente o vicepresidente de la Canirac a nivel nacional, ha apoyado al sector restaurantero en ciertas zonas en México, incluyendo al de Quintana Roo.

“Marisol Vanegas, que es la secretaria de Turismo estatal, sí nos ha apoyado, pero creo que nos falta un poquito más de respaldo, creo que podríamos apoyarnos mutuamente en lugar de ser un espectador más.

“Podríamos ser un sector que proporcione más turismo, más gastro-turismo, porque hay ciertos aspectos que ellos no conocen y que nosotros sí, como la riqueza y diversidad de nuestra comida”.

Argumenta que se habla de posicionar al sector gastronómico, por ejemplo, con la contratación de nuevos “influencers”, pero casi siempre se enfocan a los hoteles u otras riquezas, cuando deberían enfocar su atención en el sector restaurantero para que vean lo que realmente se tiene.

“O sea, está padre el ecoturismo, también el hotel All Inclusive, pero también estaría padre que el mundo supiera lo que se tiene en gastronomía; podemos ser un potenciador como Cancún, como Caribe Mexicano, vendernos mejor en el extranjero como gastro-turismo”.

Marcy Bezaleel Pacheco considera que es precisamente ahí donde hace falta más apoyo mutuo, donde está faltando y fallando algo.

 

Primeros en impuestos

 

Los restauranteros, explica, son los primeros a nivel nacional en aportar impuestos; en esta cámara hacen que los agremiados se sientan responsables al cumplir con sus obligaciones fiscales.

“Queremos llevarlos al éxito en el medio empresarial y financiero, porque en esta industria no todo son recetas y ensaladas, hay mucho más facetas por cumplir.

“Empezamos desde la enseñanza del ¿tú quieres ser restaurantero? ¡perfecto! Comencemos ¿Cuál es el primer paso? Darte de alta.

“Después todo lo que sigue: sacar la licencia de funcionamiento, ver los asuntos de Protección Civil, recolecta de la basura, autorización de la Cofepris. Los agremiados tienen mucho por hacer y para eso estamos nosotros como Cámara”.

Posteriormente se les ofrece apoyo en la parte que tiene que ver con el funcionamiento de su negocio, como son las sinergias con otros restauranteros o proveedores, como el de los cárnicos, o si se tiene al personal adecuado.

La Canirac también agremia a más empresas alimentarias, como la de los condimentados, la de vinos y licores y otras tantas; se les asesora en los seguros que deben tener contra incendios o robos.

“Antes no íbamos a ninguna feria, ahora ya asistimos y tratamos de que nos lleven a la Feria Internacional de Turismo (Fitur); este año no se pudo pero posiblemente el próximo sí”.

Marcy Bezaleel Pacheco detalla que han participado en diversos certamen nacionales, como el Concurso de Cocinero Queretano; también a varias exposiciones como el de “En el corazón de México”, con la participación de los 32 estados en el zócalo capitalino.

“Al final del día, lo que queremos es que los restaurantes estén llenos, ya que sabemos que si del 80 al 90 por ciento de los hoteles son todo incluido, por eso tratamos de generar expectativa restaurantera”.

 

¿Pesan lo mismo los restauranteros de la Zona Hotelera que los del Cancún real?

 

“No como corporativos, te lo digo porque eso lo veo muy de cerca con los agremiados; llegan a Cancún como algo muy completo donde nunca vas a ver al jefe; sino al gerente, al operativo o a una contadora.

“O sea, nunca estás con el Cancún del tú a tú, con el Cancún real, el de los restauranteros viejos que llegaron a iniciar sus cadenas y lo hicieron bien; en este Cancún todavía tenemos restaurantes icónicos que han ido evolucionando, creciendo. Eso es bueno”.

El líder de la Canirac advierte que es un poco agraviante porque, al final, como no se les conoce, no se sabe lo que está pasando realmente con ellos, prevalece la incertidumbre.

“Por más que queramos acercarnos siempre hay un motivo de ‘¿para qué?’, ‘a mí no me interesa’, cuando, debería interesarles porque yo no hablo por mí mismo, sino por una cámara nacional”.

¿Qué dice eso?, que a Cancún y la Riviera Maya no les fue tan mal como en 2019 quizá por los cambios políticos; las empresas grandes apostaron en esta participación de restaurantes como cadenas nacionales.

El presidente de la Canirac llama a todos los grandes restauranteros de la Zona Hotelera a sumarse a los esfuerzos de la Cámara, de los demás colegas, por ser muy importante ese tejido social.

“Es un hecho que la Zona Hotelera está posicionada en otro cierto nivel para el turismo, pero últimamente, en el primer cuadro de la ciudad que es Bonampak, Tulum, Nader y Yaxchilán, se ha estado dando un fenómeno, está llegando más gente, porque se están creando más habitaciones de hoteles, hay más Airbnb”.

 

Los retos que vienen…

 

Para Marcy Bezaleel Pacheco, la industria restaurantera tiene muchos retos, principalmente ahora que se cumple el 50 aniversario de Cancún, porque ser una plataforma muy grande no sólo para México, sino para que el mundo se entere que este paraíso del Caribe Mexicano tiene mucho qué ofrecer.

“Se nos han unido muchas marcas exitosas y famosas a nivel internacional, como una dedicada a la champaña que nos va a prestar sus cajas para el 50 aniversario de Cancún”.

Se ofrecerán mezcales, sotoles, cosas muy mexicanas, diversidad de conciertos. Los restaurantes están metidos al cien por ciento con el festejo.

Considera que será un año muy bueno para Cancún, y como restauranteros tendrá que ser “el año” de Cancún.

Regresarán muchas cosas de las dos décadas pasadas, de ese Cancún de los ochenta y noventa que fueron las mejores.

Esperan que se no se repita todo lo que sucedió en 2008 y 2009 con la influenza que pegó fuertemente al sector restaurantero.

“Pero ahora el 2020 viene bueno, con muchas tendencias, con mucha gastronomía pero, sobre todo, creo que viene con mucha unidad; lo ha dicho mucha gente y creo consistente en esa parte como familia Canirac que somos”.