Pretende Benito Juárez controlar transporte urbano

844
  • El Ayuntamiento de Benito Juárez pretende tener el control del transporte público y establecer tarifas diferenciadas por vehículos y pasajeros.

 MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- El Ayuntamiento de Benito Juárez pretende tener el control del transporte público de pasajeros mediante el otorgamiento, modificación, prórroga o revocación de concesiones.

Con una iniciativa de creación del Reglamento de Transporte de Pasajeros, el gobierno municipal tratará de ‘regular’ a autobuses urbanos, taxis y mototaxis con sanciones que van hasta 217 mil pesos, a las que todavía podrán sumarse las infracciones de otros ordenamientos.

El control al servicio público de pasajeros contempla también imponer tarifas diferenciadas por pasajero y establecer rutas, horarios y temporadas de afluencia turística de pasajeros.

A los dueños de vehículos motorizados, por ejemplo, se les obligará a pasar una revisión física y mecánica, implementar sistemas inteligentes de cobro anticipado, acogerse a las disposiciones municipales o darse de alta como personas morales para gozar de beneficios especiales, como una tarifa adicional que costeará el pasajero.

La propuesta del regidor Pablo Gutiérrez, presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Transporte, intentará también meter al orden a los mototaxis, al considerar ese tipo de unidades como “vehículos aptos para prestar el servicio”.

A ese medio de transporte de tres y cuatro ruedas se les impondrá la restricción de dar servicio en trayectos cortos y darse de alta en un registro municipal, renovar las unidades cada cuatro años (con posibilidad de aumentarlo hasta seis), someter las máquinas a revisión cada seis meses y la obligación de tener lugares de encierro así como disponer de espacios específicos para su limpieza.

Proceden quejas contra los taxistas

Entre las nuevas reglas se les exigirá llevar un máximo de cinco pasajeros (incluido el operador), tener carrocería de fábrica con techo y circular a máximo 30 kilómetros por hora, sin llevar bultos ni material peligroso. Tendrán la obligación, incluso, de contratar un seguro de cobertura mínima por responsabilidad civil.

La iniciativa de creación del Reglamento de Transporte de Pasajeros del Municipio Benito Juárez, Quintana Roo establece que las autoridades benitojuarenses se regularán la publicidad interior y exterior de las unidades.

Como parte de las disposiciones, los camiones deberán implementar sistemas inteligentes de cobro anticipado mediante centros de recarga en paradas y estaciones, y concentrar cuentas en efectivo al término de cada ruta para evitar la disputa de choferes por el pasaje en la vía pública.

Esas mismas empresas estarán obligadas a operar con frecuencia el servicio con una cantidad específica de autobuses y un cierto número de viajes que tendrán que operar para cubrir los turnos y horarios con más afluencia de pasajeros.

En el nuevo pretendido ordenamiento, la dirección general municipal en materia de servicio de Transporte de Pasajeros vigilará que se respete la capacidad de personas en las unidades, como lo dicta la factura del transporte, y que los operadores tengan una cédula de aprobación que los acredite con el perfil adecuado y con conocimientos técnicos y prácticos para la conducción.

Las autoridades podrán, de manera colegiada, aprobar nuevas rutas, horarios, itinerarios, frecuencias e intervalos, además imponer y autorizar la cromática, ordenar la sustitución de unidades, analizar solicitudes para ampliar o modificar rutas, instalar paraderos y revisar anualmente las concesiones y registros.

Según la propuesta de normatividad se creará un registro de concesionarios, permisionarios, operadores y de vehículos, habrá nuevos requisitos para expedir licencias de conducción y acordarán con las concesionarias las empresas de grúas que darán el servicio de arrastre y salvamento.

En materia de sanciones, se evaluará desde la limpieza de los vehículos hasta que el operador no maneje alcoholizado ni bajo efectos de drogas, aunque antes de multar se tomará en cuenta la gravedad del hecho, la reincidencia y la condición socioeconómica del infractor.

El monto de las multas económicas que prevé el ordenamiento va de ocho Unidades de Medida y Actualización (695 pesos) hasta dos mil quinientas (217 mil 200 pesos).