Volverá el Tren Maya a lo original: Fonatur

673
  • Por la alta densidad de cenotes y zonas arqueológicas, el Tren Maya regresará al trazo original que va de Valladolid a Cancún directamente.

STAFF / LUCES DEL SIGLO

CIUDAD DE MÉXICO.- El Tren Maya regresará al trazo original que va de Valladolid a Cancún directamente, lo que aumenta el trazo 55 kilómetros a la ruta, anunció Rogelio Jiménez Pons.

El director del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) confirmó que se retomó el trazo original por la alta densidad de cenotes y zonas arqueológicas en el área.

“La razón es que hay una alta densidad de cenotes y sitios arqueológicos; había una caverna de 90 metros de diámetro y cinco de espesor. Buscaremos cómo integrar a Cobá de alguna forma, por ser un punto fundamental como Uxmal”.

Agregó que actualmente el 100 por ciento del financiamiento de las vías del Tren Maya será con recursos federales, mientras que la participación privada será en las estaciones y los polos de desarrollo, donde más del 90% será con capital privado.

En mayo de 2019, el gobierno federal anunció el cambio de la ruta para que el trazo fuera de Valladolid hacia el sureste para llegar a Quintana Roo por Cobá y Tulum, y de ahí subir hacia Cancún.

Alistan plan B para financiar Tren Maya

El directivo también resaltó que las rutas aún podrían modificarse, sobre todo en las zonas donde no hay vía actualmente, especialmente en el tramo Escárcega-Chetumal.

Plan de financiamiento

Por otra parte, ante el anuncio de recortes presupuestales, el Fonatur señaló que prepara un “Plan B” para garantizar recursos para el desarrollo del Tren Maya, sin descartar financiamiento privado.

“Estamos muy preocupados como está todo el mundo; amaneció con un palo por las empresas petroleras; nosotros sabemos que hay un gran factor en la captación de recursos fiscales por la cuestión petrolera. Tenemos elaborado un plan para someter a consideración de Hacienda.

“Esto porque no podemos comprometer un proyecto de tal magnitud si no tenemos alternativas; vamos a ver qué fórmulas hay en dado caso que los recursos fiscales sean insuficientes”.

Jiménez Pons sostuvo que el efecto de la detección del nuevo coronavirus ha tenido un impacto en la economía mundial y eso a su vez ha provocado que haya una menor demanda de petróleo, lo que está generando una afectación de menos ingresos fiscales para México.

Actualmente está previsto que 100 por ciento del recurso necesario para el Tren Maya, alrededor de 139 mil millones de pesos, provengan del presupuesto federal, pero el Fondo quiere anticiparse a un eventual recorte presupuestal.

Para este año, al proyecto le asignaron 39 mil millones de pesos del presupuesto federal, no obstante, declinó dar más detalles ni descartó que haya inversión privada, “pero será necesario encontrar la forma”.

“Bajo Asociación Público-Privada (APP) no, ya no hay tiempo de hacer una APP”, comentó. “Sin embargo, estas propuestas del plan B serán presentadas a la Secretaría de Hacienda, que avalará o no alguna de estas opciones”.

Por su parte, Manuel Santiago Quijano, director de Gestión Estratégica de Fonatur y coordinador del Tren Maya, descartó que pueda avalar proyectos fast track para los tramos que están en proceso de licitación que impliquen arrancar obras y elaborar de manera paralela los proyectos ejecutivos.

“No podemos hacer un fast track donde ellos dicen ‘empiezo la obra’ y ya luego voy elaborando el proyecto ejecutivo, porque eso implicaría impactos en los precios unitarios del tamaño que los contratistas determinen. No podemos dejar libre el control de precios revisamos proyecto ejecutivo”.