Ven riesgoso revisar el tratado de aguas

364
  • A México no le conviene modificar el Tratado Internacional de Aguas de 1944 con Estados Unidos, porque es el más beneficiado.

PEDRO SÁNCHEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD JUÁREZ, Chihuahua.- A México no le conviene modificar el Tratado Internacional de Aguas de 1944 con Estados Unidos, porque es el más beneficiado, al recibir más líquido que la que aporta, alertó José de Jesús Luévano, secretario de la sección mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA).

“El problema es que no le conviene a México pensar en una revisión del tratado porque evidentemente todo mundo tiene ahorita más necesidad de agua y ésta sigue siendo la misma que cuando se firmó el tratado, y quizá menos”, indicó en entrevista.

“Hablar de una revisión del tratado implicaría que habría una reducción de los volúmenes que recibimos los dos países y ninguno estaría dispuesto a hacer eso”.

A principios del mes pasado, productores agrícolas protestaron en la Presa La Boquilla por la entrega de agua a EU, a través de este tratado y por ahora está pendiente una reunión entre Conagua y el Gobierno de Chihuahua para revisar opciones para enviar el agua que el país debe entregar al vecino país.

De acuerdo con Luévano, el tratado establece los mecanismos y salidas para poder lograr eso, por lo que se debe explorar con mayor detalle.

México recibe cada año mil 850 millones de metros cúbicos de agua de la Cuenca del río Colorado. “Y lo más importante, es que lo recibe de una forma calendarizada, es decir, México dice cómo quiere recibir esos mil 850 millones de metros cúbicos”, detalló el funcionario.

“En el caso del Bravo, nosotros entregamos conforme va llegando el agua de los seis tributarios al río y le asignamos una tercera parte, que no debe ser menor a 431.7 millones de metros cúbicos anuales, que se contabilizan en ciclos de cinco.

“Es decir, que no estamos obligados a entregar 431.7 cada año, sino que tenemos que entregar 2 mil 158 en un periodo de cinco años”, enfatizó.

Actualmente, México tiene un faltante de 237 millones de metros cúbicos, cuya fecha límite de pago es el 24 de octubre de este 2020, cuando se cumpla el ciclo de cinco.

Para cumplir con el pago a Estados Unidos, la Conagua calendariza el uso de las aguas en el territorio mexicano conforme a los programas de riego.

La Presa La Boquilla, explicó Luévano, es la más grande del estado de Chihuahua y hasta el lunes 10 de febrero contaba con mil 896 millones de metros cúbicos de agua, equivalentes al 68 por ciento de su capacidad.

De no pagar el agua, Estados Unidos podría tomar medidas.

“Corremos el riesgo de que Estados Unidos lo pueda denunciar en instancias internacionales, en cortes internacionales”.

-¿Y luego?, se le preguntó.

-“Pues que perdamos ahí”.