Esperan disminución drástica para turismo

480
  • El Gobernador Carlos Joaquín hizo balance de la situación que se enfrenta por el coronavirus; afirmó que primero está la salud de los quintanarroenses.

RUBÉN TORRES

CANCÚN, Q.ROO.- “Tenemos que prepararnos para una disminución drástica de la actividad turística dentro de algunas semanas y esperar el tiempo que duren las etapas”, advirtió Carlos Joaquín González, gobernador del estado

Al hacer un balance de cómo se está combatiendo en el estado el caso del coronavirus, sugirió esperar a que no se llegue a un fuerte número de infectados, sino que la curva de crecimiento sea lo más plana posible, por lo que se están tomando todas las medidas necesarias.

Respecto a la disminución del turismo como principal eje de la economía en Quintana Roo, expresó que los países emisores de turistas están dejando de viajar a este destino.

Europa, explicó el mandatario, disminuyó en gran medida su salida; Estados Unidos ha disminuido totalmente la llegada de vuelos y emitió alertas a sus ciudadanos para que consideren su posibilidad de viajar.

Esperan para el turismo impacto por coronavirus

“Difícilmente se había visto una situación como ésta en el mundo, donde muchos países están cancelando los viajes de su gente; estamos viendo cosas nuevas, nosotros tenemos que tomarlo con calma hasta que pase la fase grave del problema”.

Carlos Joaquín González detalló que en Quintana Roo se está aplicando la fase uno recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es la preventiva, porque se han registrado más de 20 casos sospechosos de coronavirus.

Sin embargo, sólo uno ha resultado positivo, aunque no hay que bajar la guardia y tampoco entrar en pánico.

“La principal preocupación ahora es la salud de los quintanarroenses, para después ocuparse de la economía, que es impulsada principalmente por el turismo, aunque ha caído de forma drástica el ingreso de visitantes extranjeros.

“Esto, principalmente, por las medidas restrictivas que han implementado los países; empero, la ocupación hotelera llegó a 80 por ciento”.

El gobernador detalló que el protocolo de la primera fase recomendada por la OMS obliga a tener medidas preventivas como higiene, contención, suspensión de eventos masivos, que todavía no aplica en el estado. “Todo debe ser paulatino, aunque existe presión en las redes sociales”.

Un caso confirmado

Dijo que sólo hay un caso confirmado como portador del virus, pero desde el momento que se tuvo conocimiento se desplegó una serie de especialistas y se reforzó la capacidad de respuesta en los hospitales estatales y federales.

En la segunda fase si se tendrá que aplicar suspensión de actividades masivas para evitar los contagios directos.

“La fase tres es la más problemática porque ahí es donde se aplican medidas más restrictivas y fuertes, porque es la parte epidémica que afecta a gran parte de la población; es la etapa cuando se puede tener ese virus en el ambiente”.

El jefe del Ejecutivo señaló que se deben asumir las enseñanzas que están llegando de fuera, en aplicación de medidas más restrictivas, sin precipitarse porque mucha gente quisiera estar dando pasos adelantados. “Pero ya tenemos especialistas trabajando”.

Desde entonces, dijo, se aplicaron medidas preventivas que se elevaron en las entradas a la entidad; hay atención en aeropuertos, puertos y frontera sur, donde se tiene una entrada internacional; se han instalado algunas herramientas o equipos que dan mayor tranquilidad.

Sobre el asueto aplicado por la Secretaría de Educación Pública (SEP), que iniciará a partir del 20 de marzo, comentó que sí se implementará aunque todavía no exista una etapa más severa.

Sin embargo, la población escolar infantil y adolescente debe considerar aplicar las medidas preventivas iniciales, como lavarse las manos.

“Las cuatro semanas que dará la SEP de descanso servirán mucho, porque todavía no es necesario estar en aislamiento, al estar en la primera fase; eso no sería pertinente, es una medida aplicada sólo cuando ocurre una fase tres, antes no”.

Recordó que China está en fase de recuperación de infectados, y hay que tomar en cuenta que padeció la oleada entre dos meses y dos meses y medio.

“Se está en la etapa más complicada donde hay cada vez más restricciones; en América apenas inicia en diversos casos de importación del virus; la experiencia de otros es la que debemos estar tomando con las mejores prácticas”.