Vinculan a proceso a implicados en ‘Estafa Maestra’ en QR

949
  • Como medida cautelar, también les fueron embargados diversos predios y automóviles.

ÉDGAR FÉLIX

CHETUMAL, Q. ROO.- Por su participación en el desvío de más de 743 millones de pesos durante 2015 y 2016, fueron vinculados a proceso Jorge Acevedo Marín y Gerardo Vázquez Handall, ex director general y director administrativo del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS).

Con esta acción legal Quintana Roo se convirtió en el primer estado en procesar a los dos implicados en la “Estafa Maestra” de recursos federales provenientes de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) por el que también se encuentra presa la ex titular de esta dependencia, Rosario Robles Berlanga.

El día de ayer los implicados comparecieron ante un Juez de Control del Poder Judicial dentro de la carpeta administrativa 413/2018 por el delito de Desempeño Irregular de la Función Pública y les fueron asegurados varias propiedades y vehículos como garantía de la reparación del daño patrimonial en que incurrieron.

Ambos ex funcionarios estatales fueron señalados por la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción (FECC) en calidad de coautores; en específico, por la celebración de 84 contratos de prestación de servicios con 37 proveedores en Quintana Roo, de los cuales sólo cuatro estaban registrados en el Padrón de Proveedores.

Bajo este esquema de corrupción se presume fueron desviados los recursos públicos de forma directa, es decir, sin emitir algún tipo de licitación, por lo que dichas órdenes de pago se realizaron de forma discrecional, sin tomar en cuenta la Ley Estatal de Adquisiciones del Estado de Quintana Roo.

Rastrean desvío por 5 mil millones de pesos 

 

Al ex director general del SQCS se le acusa de celebrar los 84 contratos,mientras que al ex director administrativo se le imputa el haber autorizado 104 órdenes de pago a los proveedores fantasma.
El posible daño patrimonial asciende a un total de 743 millones 804 mil 052 pesos, recursos que provenientes de la Sedatu, de acuerdo con las denuncias presentadas tanto por la Auditoría Superior del Estado de Quintana Roo (Aseqroo) como por la Secretaría de la Contraloría del Estado (Secoes).

El Juez de Control determinó que todos los elementos probatorios entregados por la Fiscalía Anticorrupción fueron idóneos y suficientes para poder emitir dicho fallo en esta etapa procesal, por lo que existe acreditación para poder continuar con el proceso.

En cuanto a las medidas cautelares, el juzgador consideró pertinente que dichos imputados se presenten periódicamente (cada mes), debido a que ambos permanecerán vigilados mediante localizadores electrónicos que les serán colocados en la Unidad de Medidas Cautelares (Umecas).

Además de estas medidas cautelares, el juzgador ordenó embargar a Acevedo Marín cuatro predios situados en el municipio de Benito Juárez, así como ocho automóviles y una motocicleta, mientras que a Vázquez Handall le aseguraron siete inmuebles, ubicados en los municipios de Benito Juárez y Othón P. Blanco en Quintana Roo, así como uno en la ciudad de Mérida, Yucatán; además de cuatro vehículos.