Covid-19: ¿qué deben hacer las empresas?

369
  • Las empresas deben establecer campañas de difusión preventiva, que implica estar informando de manera constante dentro de la compañía.

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la contingencia por el coronavirus, las empresas deben emplear medidas específicas para evitar contagio entre empleados. ¿Sabes cuáles?

Informar y prevenir

La empresa debe establecer campañas de difusión preventiva, que implican estar informando de manera constante dentro de la compañía.

Las medidas que ponga en marcha no se hacen sólo una vez, sino que requieren ser constantemente revisadas, y la empresa debe resolver dudas de los empleados.

La empresa debe utilizar los medios formales o preestablecidos de comunicación para informar a los trabajadores las medidas que se tomarán, es decir, los correos electrónicos, portales internos o incluso WhatsApp si ya se ha convertido en un canal serio entre determinados integrantes.

Este servicio de mensajería es uno de los métodos que han mostrado mayor recepción.

Incluso, si al interior de la compañía se detecta que está generando ruido un rumor, el área designada puede desmentirlos y recordarles a los colaboradores atender solo a las indicaciones de autoridades.

 

Planear y trazar objetivos claros

 

Además de las medidas que anuncien las autoridades sanitarias del país, es muy importante que las empresas tengan preparado un plan de continuidad de negocios para cualquier contingencia, no sólo la del covid-19.

En caso de que no exista un comité encargado, corresponderá a Recursos Humanos, el área de Comunicación Interna o a la propia Dirección establecer las pautas

Lo más importante es que dentro de la empresa exista el liderazgo de un equipo o un área que sea la que maneje toda la información para evitar que muchas personas participen sin alcanzar acuerdos

 

Activar semáforos

 

Se deben establecer semáforos de contingencia. La fuente de información son las autoridades y, al interior de la empresa, se toma nota en qué fase del semáforo se está y se comparte con los colaboradores.

Las compañías deben establecer también un protocolo de viajes. Si hay viajes ya programados al extranjero, la recomendación es evitar traslados a países con altos índices de contagio y, sobre todo, utilizar las herramientas digitales para comunicarse.

Si hay un cambio en el semáforo y hay una solicitud de que se active el trabajo remoto, pero la empresa no lo puede hacer al 100 por ciento, se deberán establecer turnos y roles para que la operación continúe pero sin tener una alta concentración de población en el mismo lugar.

 

Trabajar en casa: algunas pautas

 

Cuando los trabajadores laboren desde casa deben mantenerse los mismos estándares de productividad y, en algunos casos, incluso pueden mejorar.

Es importante que dentro de la empresa se tenga un plan muy establecido de qué indicadores se tomarán para medir el desempeño y cómo se deben reportar éstos.

La responsable de establecerlos es la empresa, la cual controlará, a través del o de los comités, cómo se deberán estar reflejando y reportando los resultados para que no haya afectación.

De acuerdo con Workhana, si no se ha implementado un programa formal de trabajo a distancia en la empresa, no es el momento de diseñarlo a profundidad. Se debe ser ágil e inmediato con un plan enfocado en cuidar al personal y dar continuidad a la operación.

El comité deberá definir la viabilidad del trabajo remoto, para lo cual debe haber claridad sobre los procesos y acciones que pueden ser operados bajo esta modalidad.

Con apoyo de los responsables de cada área, definirá cómo se atenderán los procesos que requieren la presencia física de una persona y cómo se protegerá a esa población en su traslado a la oficina.

 

Usar la tecnología

 

La empresa debe definir qué equipos y elementos técnicos requiere el personal: computadoras, conexión a internet, impresora, configuraciones o software especial para conectarse de manera remota.

Asimismo, se deberá definir si los empleados cuentan con los recursos necesarios y adecuados, si usarán equipo propio y las medidas de seguridad en el caso de equipos compartidos con familiares o personas ajenas a la empresa.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) recomienda a las empresas reagendar todas las reuniones cotidianas no prioritarias o realizarlas vía telefónica o virtual cuando se pueda, así como evitar asistir a reuniones, foros o capacitaciones externas de más de 20 personas.

 

Revisas disposiciones salariales

 

Abogados laborales explican que, si el empleador toma medidas como home office, jornadas reducidas o mandar a todos a sus casas, deberá pagar a sus empleados el salario completo.

Si el patrón enfrenta una situación de cierre total de la empresa por declaración de emergencia sanitaria, la Ley contempla que dé a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente por cada día que dure la suspensión, sin importar cuánto ganen las personas, y durante en un periodo limitado a un mes.

En caso de contingencia sanitaria y una necesaria una suspensión de labores, la Ley prevé que el patrón cotizará y pagará durante siete días de suspensión consecutivos únicamente el seguro de enfermedades y maternidad.

Si la contingencia se alarga más de siete días, el patrón deberá seguir cubriendo las cuotas obrero-patronales respectivas, mientras no se presente aviso al IMSS de la baja del trabajador.

El despacho Foley Gardere Arena señala que, ante posibles interrupciones ocasionadas por el covid-19, las empresas pueden invocar causas de “fuerza mayor” o “caso fortuito”.

Es un principio jurídico vigente en México que libera a las partes de cumplir sus obligaciones cuando existen circunstancias fuera de su control e inevitables. No obstante, lo señalado en Ley, puede ser modificado contractualmente.