Cierra 80% de restaurantes en Cancún por falta de clientes

524
  • El sector restaurantero en Cancín afirma que no habrá despido de personal.

SERGIO GUZMÁN
CANCÚN, Q. ROO.- Debido a la escasa afluencia de clientes en medio de la contingencia por el coronavirus, el 80 por ciento de restaurantes cierra sus puertas en Cancún.

La delegación cancunense de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), dio a conocer que por ahora no habrá ningún despido a causa del cierre.
“Cierra el 80% de los restaurantes de Cancún por nula ocupación, fomentado y muriendo en la raya sin despidos. El pacto por la economía familiar que estamos haciendo por parte de la Canirac aplica al no despedir a ningún trabajador y pagarles lo mismo que ganan, o por lo menos un mes de salario mínimo general autorizado en la zona geográfica de Quintana Roo”, indicó Marcy Bezaleel Pacheco, presidente de Canirac en este destino.

Adicionalmente a ello, algunos integrantes del sector restaurantero que están en posibilidad de hacerlo, seguirán ofreciendo servicio a domicilio.
El dirigente de esta industria también solicitó apoyo de los gobiernos estatal y municipal para hacer frente a la situación económica que se avecina por la emergencia sanitaria del coronavirus.

“Hacemos una serie de propuestas consideradas pertinentes para que esta pandemia no afecte todavía más la economía de nuestros agremiados, por lo que le pedimos al señor gobernador (Carlos Joaquín González) y a la presidenta municipal (Mara Lezama Espinosa) gestionar algunos beneficios para la economía circular de los restaurantes en Cancún y en todo Quintana Roo”.
Entre las acciones que propone el sector restaurantero destaca la suspensión temporal de actos de fiscalización; no pago de impuesto sobre la nómina de manera temporal; ayuda con el IMSS e Infonavit para suspender el pago de las cuotas de los patrones y trabajadores; establecimiento de estímulos fiscales temporales al empleo y la inversión; y esquemas de financiamiento para poder soportar el tiempo de cierre temporal de los restaurantes.

También pide ayuda para gestionar la suspensión de pagos provisionales de Impuesto Sobre la Renta y prórroga en el pago anual del Impuesto Sobre la Renta de 2019; así como buscar beneficios en el pago de luz y agua para las familias de los agremiados; la aplicación y condonación en pagos de licencias de funcionamiento, estatales y municipales; ampliación en el pago de renovación de licencias de venta de alcohol.

Y, finalmente, generar un mecanismo financiero que permita a los propietarios asegurar su renta con el respaldo del gobierno obligando al arrendador el pago mediante un fideicomiso que incluya nómina; y crear un plan para la reactivación de los restaurantes después de la contingencia.