Gana ‘La Cobra’ su lugar en la jaula

814
La peleadora Andrea Ceballos destacó que las peleas de mujeres son más agresivas e intensas.
  • La peleadora Andrea Ceballos destacó que las peleas de mujeres son más agresivas e intensas.

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Con el paso de los años, el lugar de las mujeres en el deporte de Quintana Roo ha mejorado en múltiples frentes, particularmente dentro de los deportes de contacto, con destacadas participaciones en boxeo, taekwondo y diversas artes marciales.

Como parte de ese desarrollo, han comenzado a surgir nombres propios, como el de Andrea ‘La Cobra’ Ceballos, esta guerrera originaria de Cancún, quien experimentó una travesía en diferentes disciplinas, desde el Karate, al Judo y el Muay Thai.

Ahora, con 29 años, está dispuesta a ser profeta en su tierra para demostrar su nivel como peleadora luego de una carrera con largo recorrido en promociones y gimnasios de Estados Unidos, con la esperanza de pelear nuevamente ante un público cancunense.

— ¿Cómo te interesaste por las Artes Marciales Mixtas?

— Empecé en las artes marciales a los 7 años haciendo karate. Lo dejé un tiempo en la adolescencia y a los 18 años empecé a hacer Muay Thai, de ahí nunca dejé de practicarlo. En la universidad, conocí por medio del judo la parte diferente de las peleas en cuanto al llaveo y me enamoré. Decidí juntarlo y probar lo que era pelear arriba y abajo. Para mí, si algo me gusta del MMA, es que es lo más parecido a una pelea callejera.

— ¿Cuándo te decidiste para entrar de lleno en las MMA?

— Lo consideré y lo decidí antes de haberme subido a un ring. Un día dije ‘quiero ser peleadora’, necesito entrenar como los profesionales. Sabía que tenía el talento por mis maestros, de eso estaba segura. De ahí, decidí despertarme y trabajar todos los días para lograrlo.

— ¿Cómo te sentiste durante tu primera pelea?

— Estaba con mi primer entrenador, que ya falleció. Esa vez fue muy especial porque me acompañó en esa aventura de querer subirme a vivir esa experiencia. Al ser la primera vez, no supe controlar mis emociones, más o menos sientes un tipo de coraje porque tienes que pelear contra alguien y enojarte. Hice un buen papel pero perdí por decisión. Recuerdo que mi entrenador me decía que me habían robado, pero son experiencias que te hacen aprender mucho, lo disfruté mucho. Tenía mucha hambre de vivir la experiencia.

— ¿Cómo ha sido tu experiencia como mujer dentro del mundo de las MMA?

— Nunca presté mucha atención a los temas de género, siempre fui muy segura de que podía hacer un gran papel independientemente de que yo fuera mujer tenía las herramientas para hacer algo muy grande. Entrenando nunca tuve ningún tipo de problema: yo soy maestra de Muay Thai y la gente siempre asume que entreno niños y mujeres, pero al contrario, sólo entreno con dos mujeres y no le enseño a niños. Me he topado con asombro cuando las personas llegan y descubren que su maestro es una mujer, o a lo mejor también por la juventud. Es lo único que he encontrado.

— ¿Qué rol juegan actualmente las mujeres en las artes marciales mixtas?

— El papel de la mujer es muy importante, ya que sus peleas suelen ser más agresivas e intensas, la mujer se caracteriza por eso: por ir al frente con más violencia. La primera vez que pelee en Cancún, mi pelea fue la primera en esa función, es decir, nos pusieron al principio como acto de apertura. Sin embargo, fue de las mejores peleas de la noche, todos se fueron felices con el resultado y nos felicitaron. Ahora ya me ha tocado pelear en las últimas contiendas, incluso las estelares. Eso se hace con trabajo, pero tengo entendido que pagan menos que a los hombres, y eso ya es algo que va más por una regularización de las compañías y promotoras.

— ¿Consideras que eso podría cambiar en un futuro cercano?

— Me gustaría que por lo menos se igualara el sueldo. No sólo es acá, pasa en las grandes ligas como UFC. Actualmente ya se encuentran en exigencia de ese derecho de igualdad en los pagos.

— ¿Qué sigue en tu carrera como peleadora?

Tenemos algunas propuestas, sin embargo quiero pelear primero en Cancún antes de volver a Estados Unidos o a la Ciudad de México.

— Ídolo.

— Mi maestro me inspiró mucho, pero ahora Irene Aldana es lo mejor para mí; la manera en que pelea y se desenvuelve me hacen idolatrarla. Y conocí hace unos meses a Sylvana ‘la malvada’ Gómez, quien pelea en Combate Américas, y es una persona increíble que influenció mucho en mi pensamiento.

Calcula Conade impacto por pandemia