NIDO DE VÍBORAS

152

Por Kukulkán

DESDE LA semana pasada la pandemia de desinformación y decenas de
recomendaciones, propagadas en las redes sociales digitales, para enfrentar la crisis sanitaria del Covid19, provocaron el agotamiento de fármacos como el Aderogyl 15 (vitamina A), Redoxón (vitamina C) y luego Paracetamol. Una consulta con empleados de las más importantes cadenas de este tipo de comercio de Cancún, arroja que la gente está más que histérica que realmente aplicada para informarse en fuentes oficiales.

SI LAS personas se informaran de fuentes oficiales, desde la página de internet de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta la Secretaría de Salud, federal y estatal, esas compras de pánico hubieran evitado el desabasto de estos medicamentos. Así que las víboras se pusieron nerviosas y fueron a comprar a diestra y siniestra.

QUE SI el compadre y la comadre les habían recomendado tal o cual, y que Donald Trump mencionó este otro, y dicen que el Aderogyl, y qué pasa con los cubrebocas y no se diga el gel de alcohol. Volaron desde el primer momento. En estos días otra vez se espera que las bodegas queden nuevamente bien surtidas. Las víboras regresan al nido después de realizar compras de pánico.

LA SOLIDARIDAD mexicana es cultural. Es algo genético o un virus positivo en la sangre de los mexicanos. Los argentinos, cubanos, brasileños y otros extranjeros que se quedaron varados en el Aeropuerto Internacional de Cancún fueron testigos de ellos. Sorprendidos y agradecidos estaban desde ayer por la mañana porque la ayuda no paró de llegarles. “Pero ellos, la gente, no las autoridades y menos las aerolíneas”, dijeron.

PARA SENTIRSE orgulloso cualquier mexicano de esa forma de vivir. Apenas se ve la desgracia en el otro y se quitan la camisa. Muchos héroes llevaron cobijas, comida preparada, casas de campaña, alimentos sellados, agua y, por si faltara, hasta los ayudaron a difundir en los medios de comunicación sus problemas para ser atendidos y escuchados. Las víboras pronto volarán de regreso.

AGÁRRESE QUE el calor viene con todo para estos días a Quintana Roo, en plena veda de salidas y paseos, cuando estamos en la etapa 2 de aislamiento social para frenar el Covid19. Según el Servicio Meteorológico Nacional se esperan temperaturas de 35 a 40 grados en nuestra entidad y el sureste del país. Lo gran conveniente de todo esto es que quienes se han refugiado en sus casas, los cuales son la mayoría, y que decidieron y pudieron hacer la cuarentena, podrán disfrutar de un calor sin la inclemencia del sol de la calle.

Ahora, el gobierno deberá ponerse las pilas, literal, y autorizar a la CFE un descuento sustancial para las personas que se mantienen en sus casas y que utilizan aire acondicionado. Sería una forma muy loable de parte de las autoridades para apoyar la economía familiar de todos. Las víboras están en cuarentena y se refugiarán todos estos días en el nido hasta que haya nueva información y disposiciones porque ayer México bajó del 52 lugar al 53, en cuanto a número de casos de coronavirus en el mundo. Vamos bien y ya no parió la abuela.

Nido de Víboras