WAYEB POLÍTICO: Covid19, una nueva forma de relacionarse

439

ÉDGAR FÉLIX

El Covid19 está cambiando la forma de convivir en México, en Quintana Roo, en nuestras casas. Independientemente de lo que pase en los siguientes meses, se descubra o no rápidamente la vacuna, aumente el número de fallecimientos o la pandemia llegue a controlarse, este país y sus habitantes estamos entrando a otras dimensiones de relaciones en la forma de vivir y observar eso que llamamos vida.

La cobertura noticiosa también entró a un túnel profundo, estilo Sábato. Según estimaciones de varios estudiosos del tema calculan que cerca del 80 por ciento de las informaciones generadas por el Covid19 son falsas o provienen de fuentes poco confiables o manipuladoras, ya sea comercialmente o políticamente. Las redes son excelentes herramientas de información pero la charlatanería que las merodea son avasalladoras para los incautos. Quien no verifica está condenado a acudir a la farmacia a comprar tres paquetes de aderogyl, paracetamol y medio camión de vitamina c.

Hasta hace algunos años la información tenía distancia y jerarquía. Las guerras, como la de Irak, fueron cubiertas con información que se publicaba impresa cada 24 horas y al instante en radio y televisión, pero nunca se preguntaban la fuente aunque lo difundido se tratara de mentiras, como la supuesta “bomba atómica” que anunció Televisa mediante una irresponsable corresponsal. Eran otros tiempos pero no existía aún el cambio social, en la forma de actuar y pensar. Luego vino el romanticismo del ex presidente Felipe Calderón con el H1N1, el cual se convirtió en un susto mayúsculo que
provocó una crisis innecesaria.

El Covid19 nos está enseñando un largo trecho por avanzar, informativamente y socialmente. Las estructuras de relaciones se están
sacudiendo en serio hacia esquemas de manipulación masiva nunca antes vistas. El miedo es el mensaje. Nos muestra que el mundo es pequeño
si lo aterroriza un insignificante virus surgido del otro lado del mundo. Hay muchas sospechas por las informaciones que fluyen diariamente en los medios de comunicación, en los que se cree Que hay una selección previa de noticias, pero al final pueden ser tan volátiles e intrascendentes como el muro de la ignorante (el adjetivo es de China) Carmen Salinas.

Si las relaciones eran antes cara a cara, frente a frente, ahora oficialmente las cambiamos en nuestras casas en donde han instalado bunkers informativos para mantener la sana distancia. el encierro con Twitter y Facebook todo el día, no es recomendable. Te hace perder realidad y muchos ciudadanos entran en paranoias.

China advirtió de este fenómeno poco después de controlar la pandemia que surgió en Wuhan, como la creencia de que las mascotas eran portadoras del Covid19, y que está creciendo en el mundo, sobre todo en Italia, Estados
Unidos y Francia. Señaló el peligro del aislamiento social como enfermedad provocada por un miedo a ser contagiado. El uso continuo de las redes en esos encierros podrían llevar a problemas que luego deben resolverse porque nadie está a salvo de salir sano.

Qué mejor argumento para quedarse en casa publicando todo el día en las redes que la invitación sea oficial, pero no hay otra medida que nos salve de la propagación. No es que se salga de un ‘guatemala’ para entrar a ‘guatepeor’, sino de enfrentarse a las nuevas formas de relacionarse
de la humanidad y México no es la excepción.

La sociedad mexicana está aterrorizada. Lo vemos en las compras de pánico de toda clase de artefactos, medicamentos, alimentos y ahora de papel de baño como si tratase de cuidar un dinosaurio que estará en casa durante 40 días, o más. Los gobiernos se enfrentan ahora a tranquilizar a la población porque la creatividad se desborda por todas partes, como un vaso lleno y con agua que le cae todo el tiempo. En cascada en forma de memes y artículos con firmas de nombres extravagantes.

Cuando Sandino Nuñez escribió El Miedo es el Mensaje fue un profeta: “Un itinerario alegre y terrible nos ha llevado desde la política a la democracia mediática. Puedo expresarme: luego debo tener forzosamente algo para expresar. En esta frase anti cartesiana cabe toda la monótona diversidad laxa de decir, esa posibilidad meramente física, relativa al medio o al canal, nada tiene que ver con el asunto político o humanista secular del juego de las responsabilidades, de la plausibilidad, del sentido, o incluso de la Verdad de lo que digo.

“Se verifica una inversión del principio político: la mera posibilidad técnica o física de mostrar la idea (lo global) antecede a la razón y a la necesidad de la idea (lo universal). Hoy, cuarenta años después, la expresión mcluhaniana el medio es el mensaje quiere decir, rigurosamente: ya no hay mensajes sino medios, ya no hay sentido sino comunicación.

“¿En qué momento la frase el medio es el mensaje cancela toda posibilidad de ser leída como una variante del ser determina la conciencia de la vulgata marxista, y se convierte en esa exacerbación monstruosa en la que el medio, la cosa, la mercancía o el cuerpo, cubren, asfixian y copan al mensaje, a la idea, a la metáfora o a la razón? En la era capitalista tardía, el miedo es el mensaje”.

Estos días serán analizados y son auscultados por profesionales para diagnosticar las enfermedades sociales que se avecinan. Los hay ya que anuncian desintegración familiar en el aislamiento y otros que de meme en meme nos muestran la insoportable levedad del ser, en el encierro. Las nuevas formas de relacionarnos están descubriéndose no sólo por la gran cantidad de mentiras difundidas en las redes sociales digitales sino por el miedo infundido en la sociedad. Una población cada vez más manipulable y encuadrada en entornos políticos provocados por algo que no vemos pero que sí es capaz de matarnos.

ALUX: Alejandra Aguirre, la secretaria de Salud de Quintana Roo, ha realizado, hasta ahora, un impecable trabajo en cuanto a la difusión de información del desarrollo de la pandemia del coronavirus. Las cápsulas, las recomendaciones y la orientación han permitido que Quintana Roo se
mantenga prácticamente con un crecimiento controlado de contagios. Aún vienen tiempos difíciles y auguran que el vértice de crecimiento podría crecer, pero es importante cómo se inició con este tema. El único negrito en el arroz de la campaña es que no hay retroalimentación de los comentarios
que le escriben a la secretaria de Salud. Sería conveniente, y más ahora, que den respuestas a la población. Cada pregunta es una preocupación.

Twitter: @edgarfelix

Facebook: edgarfelixacu

WAYEB POLÍTICO: Nuevo orden financiero post virus