Fortalecen los filtros sanitarios fronterizos

665
  • Yucatán y Campeche fortalecieron los cinco filtros sanitarios instalados desde hace dos semanas en las carreteras que comunican a Quintana Roo.

ÉDGAR FÉLIX

CHETUMAL, Q. ROO.- Los estados vecinos de Yucatán y Campeche fortalecieron los cinco filtros sanitarios instalados desde hace dos semanas en las carreteras que comunican a Quintana Roo, sobre todo a la Riviera Maya y Cancún, para detectar entre los viajeros posibles casos de personas infectadas por el Covid-19.

Hasta ahora el sector salud de las entidades vecinas no han informado sobre la canalización o aislamiento de  un solo infectado en estos retenes.

El cerco sanitario fronterizo surgió a raíz de un punto de acuerdo de la Cámara de Diputados, a través del cual se autoriza su establecimiento de estos filtros de control en vías de acceso en aeropuertos, puertos marítimos y puestos fronterizos, para examinar a todas las personas que ingresen al país, implementando medidas idóneas para el diagnóstico y tamizaje de personas portadoras del virus coronavirus SARS-COV-2, y su posterior aislamiento.

Aunque Campeche presenta actualmente sólo dos casos de Covid-19, Yucatán 25 y Quintana Roo 27, los filtros sanitarios sirven para aislar y controlar las fronteras de las entidades de la Península de Yucatán, todavía siguen sin detectar un solo caso.

Tanto los gobernadores de Campeche y de Yucatán, Carlos Miguel Aysa González y Mauricio Vila Dosal, consideran que estas acciones más las implementadas en el aeropuerto de Cancún, como los seis  filtros instalados por su homólogo, Carlos Joaquín González, de Quintana Roo, han permitido tener un mejor control de las personas con Covid-19 y que podrían ser fuentes de contagio.

Aunque no hay datos precisos del aforo vehicular, algunas informaciones del gobierno de Quintana Roo consideran que en la carretera de Mérida a Cancún (la caseta sanitaria está en el tramo Cancún-X’can), circulan diariamente más de seis mil vehículos.

En Campeche los filtros de revisión están instalados en los puentes de La Unidad y Zacatal, sobre la carretera de Quintana Roo y Yucatán; además, dos casetas de revisión en los tramos de Santa Adelaida y Nuevo Campechito. También, en la vía de Mérida a Chetumal.  Otra, en el punto establecido en la comunidad de Santa Rosa, Yucatán.

Los conductores y los viajeros en autobuses deben responder preguntas como: ¿De dónde nos visita?; ¿tiene tos, dolor de cuerpo, escurrimiento nasal?; ¿ha estado en contacto con alguien enfermo?”, entre otras, además de tomarles la temperatura corporal con un termómetro a distancia.

Estos filtros de revisión representan un cerco para cualquier persona que viaje hacia Quintana Roo, Campeche y Yucatán. Las nuevas disposiciones fueron dadas a conocer después de los acuerdos de los comités estatales de Seguridad en Salud, aunque no aclararon qué pasaría con las personas detectadas con el virus: si son atendidas en la entidad detectora o se les impedirá adentrarse en ese territorio.