Urgen se apliquen fondos para riesgo 

342
  • Propone regidor que se empleen 30 mdp para la compra de 60 mil despensas para destinar a los más vulnerables.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.-  La contingencia provocada por el Covid-19 obliga al gobierno del municipio de Benito Juárez acelerar la aplicación de los 30 millones de pesos aprobados para prevenir o resarcir daños a la población, demandó el regidor José Luis Acosta Toledo.

El concejal se refiere a los recursos del presupuesto municipal 2020 y que forman parte del capítulo 7000 denominado “Inversiones financieras y otras provisiones”, donde se etiquetó la partida 7911 para “contingencias por fenómenos naturales”, autorizados para ejercerse de abril a septiembre del presente año.

“El gobierno municipal debe actuar con liderazgo y responder a las demandas y necesidades reales de la población, mediante la ejecución de esos recursos para comprar despensas alimentarias que garanticen la seguridad alimentaria de los grupos más vulnerables en esta etapa de emergencia sanitaria”, sugirió.

Las asignaciones, recordó, fueron aprobadas en la trigésima primera sesión ordinaria del cabildo mediante el acuerdo 18-21/212 del 19 de diciembre de 2019, y para su aplicación la Ley exime de los procedimientos habituales a través de la adjudicación directa, con la observación y vigilancia de la Contraloría.

Presidente de la Comisión de Desarrollo Familiar y Grupos Vulnerables, Acosta Toledo presentó una propuesta a la alcaldesa Mara Lezama para que se adquieran 60 mil despensas y se entreguen a 20 mil familias en los tres meses próximos.

“Este recurso está estipulado para contingencias y la ley mandata a todas las administraciones públicas a que tengan este guardadito, este apartado para ciertas contingencias de carácter ambiental, meteorológico o como el que estamos pasando en la actualidad en el municipio por el tema de la pandemia del Covid-19”, enfatizó.

El décimo regidor urgió a la presidenta municipal actúe con decisión y ejerza esos recursos económicos para adquirir despensas familiares de 500 pesos cada una, que contribuyan al bienestar de las familias con adultos mayores o estén encabezadas por mujeres trabajadoras que han perdido su ingreso

Una de las recomendaciones esenciales para evitar el contagio y la propagación del virus es evitar salir de las viviendas, recordó, pero se vuelve imposible cuando se afecta la economía familiar por falta de trabajo o la necesidad de llevar qué comer a los hogares, de ahí la importancia de implementar el programa alimentario de apoyo emergente.

Los beneficiados con las despensas serían las personas más propensas al contagio del virus, como adultos mayores y jefas de familia. Los primeros, tienen mayor riesgo de contraer el virus dada su edad o condición médica y, las restantes por la búsqueda de empleo que los llevaría a recorrer las calles, exponiendo a sus familias al contagio.

En la clasificación por objeto de gasto de la Tesorería Municipal del presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2020, se contemplan otras partidas como el capítulo 4480, bajo la partida 4481 de “Ayudas por desastres naturales y otros siniestros”, que tienen como objeto atender a la población por contingencias e implementar las actividades relacionadas con la prevención, operación y supervisión.

Una vez que fueran ejecutadas, dijo el regidor, se podrían reunir los integrantes del cabildo benitojuarense para analizar la situación y “quizá solicitar una ampliación presupuestal” en cada una de las partidas autorizadas.