Ve ‘Tukano’ potencial de MMA en Cancún

410
El peleador Jesús ‘Tukano’ Quevedo destacó que hay una mayor apertura hacia las artes marciales mixtas.
  • El peleador Jesús ‘Tukano’ Quevedo destacó que hay una mayor apertura hacia las artes marciales mixtas.

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- La mayoría de la población de Cancún, llegó a la ciudad procedente de otros estados de la república, en busca de la suerte y de un trabajo digno en un lugar muy cercano a un paraíso por las condiciones que ofrece, además de ser una vitrina internacional debido a la gran afluencia de turistas, artistas y hasta deportistas.

Al reunir todas esas cualidades, se vuelve atractivo llegar y desarrollarse en un lugar relativamente joven. Así llegó Jesús “Tukano” Quevedo, un peleador con 11 años de experiencia, procedente de Naucalpan, Estado de México, para explotar sus aptitudes como boxeador y maestro en capoeira como instructor y contendiente de artes marciales mixtas.

“Hace muchos años, cuando estaba yo chiquito, iniciamos en el karate. Una mala experiencia en mi primer combate, a semanas de haber iniciado, me colocaron con un chico más experimentado que me puso la pamba más grande de la vida y ya no quise volver al karate. A mí y a mi primo nos gustaron las artes marciales mixtas, y desde el barrio siempre nos gustó la pelea”.

Gracias a su familia, “tukano” siempre tuvo por delante la disciplina y las buenas costumbres características de los barrios, mientras las malas las intercambió por aprender capoeira y boxeo, con el fin de alimentar su amor por el combate físico deportivo, junto con su primo, también peleador, Julio “Cachorro” Cruz.

— ¿Qué te motivó a empezar en las MMA?

— Siempre me gustó el golpe. En aquel tiempo, veíamos el UFC y cada uno peleaba de su manera, jiujitsu, muay thai, y como nos gustaba, queríamos saber de qué se trataba. En ese momento, el Muay Thai era desconocido, el jiujitsu apenas llegaba a México: entrenábamos capoeira y nuestro maestro nos llevaba a hacer peleas de Vale Tudo. Siempre nos gustó y lo hacíamos por amor al arte. En un inicio sólo fue por la emoción de ser un peleador.

— ¿Cómo fue tu primera pelea?

— Algo que hasta la fecha se siente es adrenalina. También miedo, a perder y a hacer un ridículo. Recuerdo que en esa pelea no sabía cómo iba a salir de ahí. Me avisaron 15 días antes por una pelea que se cayó. Era con límite de 65 kilos, me dieron hasta por debajo de la lengua, pero me gané un gran nombre, porque preguntaban por mí. Pararon la pelea al segundo round, fue mi novatada y yo quería seguir peleando. Ahí me voltearon a ver.

— Como profesor, ¿qué opinas del potencial en los peleadores de Quintana Roo?

— Hay una mayor difusión y apertura de deportes. Antes no se incluía a otras artes marciales, y ahorita se están incluyendo junto con el boxeo, y los peleadores de las Artes Marciales Mixtas entrenan diferentes disciplinas para poder tener una especialidad dentro de la unión de varios estilos. Creo que más allá de quitar adeptos a otros deportes, se ganan adeptos a manera de unión. Muchas veces, boxeadores incursionan y aun así permanecen como boxeadores.

— ¿Qué se necesita para ganar reconocimiento y difusión como deporte en comparación con otras disciplinas?

— Había una desunión, hay muchos trabajos personales esparcidos de profesores que tratan de impulsar su disciplina, sin embargo, hace 6 meses empezamos con Armum (Semillero de Talentos) para aliarnos con todas las academias para crear un semillero de artes marciales mixtas y hacer topes con diferentes estilos. En este momento, eso ayudará bastante: unirnos como academias de artes marciales, crear un semillero y atraer plataformas para impulsarlos.

— ¿Cuáles son tus planes a futuro?

Intentar incursionar en ligas mayores y dar el paso agigantado. Queremos continuar hasta donde se pueda. Seguir trabajando con mi coach, el trabajo de Armum para crear semilleros y, como profesor, continuar pasando esa experiencia adquirida.

— Ídolo.

— Tengo Muchos. Mi padre y mi abuelo, personas que siempre he querido que se enorgullezcan de mí y me motivan a crecer. En boxeo, Julio Cesar Chávez, Ricardo “el finito” López y Juan Manuel Márquez. En artes marciales mixtas el Erik “Goyito” Pérez, Caín Velázquez, Yair “el pantera” Rodríguez, Irene Aldana, Alexa y Francisco Graso, todos ellos para mí son ídolos.

Gana ‘La Cobra’ su lugar en la jaula