‘Ataca’ Covid-19 bodas en Caribe

999
  • Tan solo en una semana se han suspendido cuatro bodas, debido al Covid-19; la industria registra hasta 80 mil bodas al año en el Caribe.

SERGIO GUZMÁN

CANCÚN, Q. ROO.- Una boda judía para 300 invitados en Cancún, donde la ceremonia, banquete y festejo ya estaban liquidados al 100 por ciento, programada para el pasado 21 de marzo, al final se canceló porque ni siquiera los contrayentes pudieron salir de Panamá.

Esta es una de cientos de historias que han ocurrido en las últimas dos semanas y que seguirán sucediendo por lo menos hasta finales de abril a causa del coronavirus.

La industria de bodas en el Caribe Mexicano es tan boyante que en 2019 se calcula que hubo alrededor de 80 mil eventos relacionados con nupcias contratados por extranjeros y mexicanos.

El corredor Cancún-Riviera Maya es el de más alta demanda para este tipo de celebraciones, con numerosas empresas encargadas de planear bodas, y que por la contingencia sanitaria derivada de la propagación del Covid-19 están haciendo malabares para reprogramar todo lo que ya estaba vendido desde la segunda quincena de marzo y hasta el término del siguiente mes.

“Nada más en esta semana tuvimos que suspender cuatro bodas, ya también movimos algunas bodas de abril, otras de mayo y hasta de junio. En estos casos lo que estamos manejando, al que igual que otras compañías de ‘wedding planner’ es decirles a los clientes que no cancelen sus bodas, que reprogramen la boda, porque obviamente como firmaron muchos contratos con hoteles, proveedores, etcétera… y por ejemplo, una boda este fin de semana ya la teníamos liquidada al 100 por ciento, se cancela y no hay reembolso”, cuenta Ivana Lo Cascio, directora de “White Chic Weddings”.

El proceso de planeación de un evento de este tipo en el Caribe Mexicano normalmente lleva entre 10 meses y un año, y en medio de este aislamiento social ahora los encargados de planear ven la forma de reacomodar bodas para después de agosto, con las dificultades que implica tener ya agenda llena en el segundo semestre del año.

“Estamos cambiando fechas, pero sí está complejo, afortunadamente las iglesias y los jueces de Registro Civil nos están apoyando porque obviamente como trabajamos continuamente con ellos hay confianza en el ámbito laboral.

“Por ejemplo los hoteles no nos están poniendo problemas ni nada, pero sí tenemos que revisar bien el calendario por los eventos que ya teníamos para los meses de agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre”.

En algunas locaciones, explica Ivana, sí están poniendo como condición reagendar para este mismo año, porque si se reprograma para 2021 entonces el costo se incrementará en 10 por ciento.

La mayoría de clientes que se casan en el Caribe Mexicano viene de Estados Unidos, y luego de Argentina, Brasil y España, y por supuesto también mexicanos.

“En el caso de los judíos que se iban a casar el sábado 21 de marzo perdieron todo, les cancelaron los vuelos de Panamá, ya no pudieron viajar para Cancún, realmente algo muy triste”.