Afecta falta de actividad salud mental

223
La incertidumbre, frustración y miedo al contagio pueden detonar problemas mentales más serios.
  • La incertidumbre, frustración y miedo al contagio pueden detonar problemas mentales más serios.

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO. – El patrón deportivo provocado por la contingencia causada por el coronavirus, puede provocar un impacto negativo en la mente de los deportistas de alto rendimiento, ocasionados por una combinación de factores en torno a su falta de actividad física competitiva y rutinas confeccionadas para realizarse durante el aislamiento.

De acuerdo con la psicóloga Mariana Hernández Gaviño, la frustración y la incertidumbre son los principales detonantes de malestares que pueden deteriorar la salud mental, además del temor de contagiarse de COVID-19 ante los elevados índices de contagio registrados alrededor del mundo.

En el caso de los deportistas de alto rendimiento, el cúmulo de emociones negativas originadas por causa de la inactividad, puede derivar en trastornos alimenticios debido a la falta de prácticas a las cuales están acostumbrados, y deberán sortear una vez levantada la contingencia.

Además, la falta de anuncios para reponer las competiciones, generan una carga emocional adicional debido a la suspensión de su progreso deportivo obtenido tras años de enfrentamiento, ya que, de acuerdo con la especialista, el no saber si podrán competir o no impacta directamente en su ánimo, y por ende, en el resto de los hábitos que conforman su vida como deportista.

Como medidas de prevención, señaló la necesidad de crear una rutina de actividades diversas con tal de mantener actividad y, adicionalmente, realizar pausas de esparcimiento a través de la convivencia a distancia, en busca de cuidar su salud mental.

El panorama deportivo en 2020 enfrenta una gran cantidad de interrupciones en diferentes deportes, incluido el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio, que se disputarán en 2021.

Apoya Kershaw jornada doble en MLB