Potencia Covid-19 violencia en casa

334
  • El delito de violencia familiar se disparó durante la etapa de contingencia sanitaria por el coronavirus en el municipio de Benito Juárez.

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- El delito de violencia familiar se ha disparado durante la etapa de contingencia sanitaria por el coronavirus en el municipio de Benito Juárez. Del total de hechos registrados, más de la mitad ha ocurrido desde que se confirmó el primer caso positivo en la entidad.

Del 1 al 24 de marzo se denunciaron al número de emergencias 911, mil 518 casos de violencia familiar, de los cuales 868 se presentaron desde que las autoridades han sugerido a la población permanecer en casa, es decir, a partir del 13 del mes en curso, de acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo.

Por tipo de reportes recibidos al número de emergencias, 724 corresponden a violencia familiar, de éstos 404 ocurrieron durante los días de aislamiento social sugerido por las autoridades.

De violencia en pareja se han contabilizado 773 hechos, de los cuales 448 son en esta temporada de contingencia sanitaria; y de 21 incidentes por violencia contra la mujer, 16 se presentaron entre el 13 y 24 del mes en curso.

Ponen en marcha programa ‘Aislamiento sin violencia’

El seguimiento que la autoridad policial le da a este delito en Cancún establece que en marzo las agresiones en contra de la mujer se están dando principalmente los sábados, domingos y lunes entre las 18:00 horas y hasta la medianoche, teniendo mayor incidencia a las 22:00 horas.

El Banco Estatal de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres (Baesvim) a cargo de la SSP estatal contabilizó mil 425 incidentes en marzo del año pasado en el municipio de Benito Juárez, mientras que hasta el 24 del mes en curso iban mil 518, lo que evidencia el incremento de agresiones.

La cuarentena expone a las mujeres a mayor riesgo de sufrir ataques físicos y verbales en el hogar, pues las obliga a estar en el mismo espacio con sus agresores; el confinamiento y la situación económica en casa incrementan las tensiones y las hace aún más vulnerables.

Ante esta circunstancia, diversas dependencias del gobierno estatal participan en el programa “Aislamiento sin Violencia”, con el que pretenden proteger a las mujeres durante la contingencia sanitaria por el coronavirus.