Quedan varados turistas sin apoyo

847
  • La repatriación de extranjeros ante la emergencia sanitaria del Covid-19 dejó en evidencia las realidades opuestas que enfrentan los turistas.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- La repatriación de extranjeros ante la emergencia sanitaria del Covid-19 dejó en evidencia las realidades opuestas que enfrentan los turistas que intentan retornar a su país.

Mientras que el gobierno ruso contacta, brinda asistencia y rescata a sus compatriotas para embarcarlos de vuelta, el de Argentina les da la espalda y los deja a su suerte, sin atención de la embajada ni los consulados.

Elena Yakimova, de 33 años de edad, se encontraba en Guadalajara cuando fue contactada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, el 25 de marzo. Su gobierno le ofreció retornarla y tras un registro en línea recibió asistencia para tomar el vuelo directo Cancún-Moscú, que le fue proporcionado de manera gratuita. Lo único, comentó a Luces del Siglo, es que debió costear el pasaje hasta este centro turístico.

“Este vuelo no me costó nada, está patrocinado por gobierno de Rusia y en una hora y media me voy a Rusia. En la fila de registración eran puros rusos, entonces este vuelo está hecho ya para regresar a los rusos a su Patria”, expuso.

Camila, en cambio, se debate en una pesadilla. La profesora de educación física de 26 años de edad llegó a este destino a vacacionar junto a su madre (Liliana, de 57), su hermana (Ailen, 29) y una amiga (Nalia, 29). Partió del aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires y llegó a Quintana Roo el 5 de marzo pasado.

“Cuando nadie sabía, ni nadie hablaba del corona (virus) en Argentina me vine a disfrutar las vacaciones que siempre soñé. Laboré todo el año, todo el verano en una colonia que no hizo más que forrearnos a todos. Después de tener un 2019 durísimo… Súper optimista dije con miles de dudas y porque no puedo cumplir mi sueño de ir a México, si yo me lo gané, yo me lo merezco, yo puedo”, recordó.

En una estancia de once días visitó Cancún, Isla Mujeres, el cenote Ik Kill, Xel-Ha, Playa del Carmen, la ciudad prehispánica de Tulum y la laguna de los Siete Colores de Bacalar, Quintana Roo, además Chichén Itzá en Yucatán.

Pero cuando intentó regresar a su país el día 15, la aerolínea chilena Latam le reprogramó y canceló su vuelo siete ocasiones, hasta que cortó toda comunicación el lunes 23.

“Directamente cancelados, más que retrasados, porque los países en conexión están cerrados, que son Lima y Santiago de Chile. Después ya no nos atendió los teléfonos ni en la oficina de Cancún, que supimos no era oficial”. Fue que acudió a los consulados en Cancún y Playa del Carmen pero constató que estaban cerrados y optó por unirse a un grupo de WhatsApp de mil 500 argentinos varados en México y creó otro de 500 de los pasajeros afectados de su vuelo.

Su estancia adicional en Cancún sumó mil pesos diarios (entre hospedaje y alimentación) que solventó con una tarjeta de crédito y por cuyas operaciones su gobierno le cobrará (cuando pueda retornar), un impuesto de 30 por ciento.

La turista viajó ayer domingo, a la Ciudad de México con el propósito de volar a Sao Paulo, Brasil, pero la misma aerolínea canceló el vuelo y se quedó varada en la capital mexicana.

La República de Argentina publicó un decreto el día 27 mediante el cual cerró la frontera a sus habitantes y turistas, ante lo cual envió un llamado a su país: “Le pedimos de favor a Argentina que nos abra la frontera o que abra el consulado porque se encuentra cerrado, no tenemos nadie que nos represente”.