Crean ventilador ante emergencia

317
  • Cincuenta investigadores del Tec de Monterrey trabajan un prototipo de ventilador mecánico, que ayude en la crisis de coronavirus.

DANIEL SANTIAGO CRUZ / AGENCIA REFORMA
Monterrey, México.- Unos 50 investigadores y académicos del Tec de Monterrey trabajan a contrarreloj para tener listo, lo más pronto posible, un prototipo de ventilador mecánico que pueda producirse en grandes cantidades.

La idea es enfrentar la escasez de estos aparatos prevista ante una alta cantidad de pacientes que requerirá terapia respiratoria a causa de Covid-19.

Desde la semana pasada, conectados a través de la tecnología y con pruebas que se realizan en instalaciones de TecSalud, médicos, biomédicos, mecatrónicos, mecánicos eléctricos y diseñadores industriales buscan construir un respirador de emergencia más económico que los que ya escasean en el mercado mundial.

El resultado deberá ser un open source que permita ser tomado libremente por cualquier empresa o persona en México y el mundo para programar su fabricación.

El equipo del Tec se basa en una investigación publicada en el 2008 por MIT, en donde un mecanismo sustituye el trabajo manual que presiona el ambú o bolsa-autoinflable para producir la ventilación.

Los ventiladores sofisticados llegan a costar entre 45 mil y 60 mil dólares.

“Nuestra respuesta es evidentemente mucho más económica”, dijo Eduardo González Mendivil, director de Mecánica y Materiales Avanzados, Región Norte. “Tenemos una primera versión trabajando, pero necesitamos hacer más pruebas”.

Junto con González Mendivil, Joaquín Acevedo, Decano de la Escuela de Ingeniería Región Norte; y Juan de Dios Calderón Nájera, director del Departamento de Mecánica y Mecatrónica Región Sur, explicaron el proyecto ayer por videoconferencia.

Será mañana cuando se defina el diseño final del ventilador para pasar a pruebas en animales, que se realizarán el próximo fin de semana.

El equipo, integrado por especialistas de varios campus y empresas de impresión en 3D y automatización de datos, es uno de los varios que han surgido en universidades para responder a esta escasez.

Un ventilador dota de oxígeno al paciente en estado crítico y le permite ventilarlo en los pulmones para su sobrevivencia, por lo que es una herramienta médica de vida o muerte.

Tan solo en el Valle de México, se prevé que se requieran unos 20 mil pacientes requerirán una máquina para respirar en un lapso de tres meses.

La Secretaría de Salud federal estima que hay ventiladores para asistir a mil 820 pacientes críticos que podrían requerirlos durante toda la epidemia de Covid-19.

Los académicos señalaron que uno de los retos es que el equipo sea efectivo por largo tiempo y no sólo por unas horas.

También es un desafío lograr la cantidad necesaria de bolsas para producir la ventilación, además de que se busca integrar un filtro que evitar que el virus salga a la atmósfera.

“Estamos con el equipo médico tratando de acercarnos lo más posible a las condiciones de operación de un ventilador profesional hospitalario”, dijo González Mendivil. “Ya hemos hecho pruebas con maniquíes que simulan la acción de respiración”.

Sobre quién fabricará los ventiladores, el cluster automotriz es el que está más cerca de estas manufacturas. Las pruebas de este fin de semana serán definitivas para liberar el prototipo.

“No tenemos tiempo”, dijo Acevedo.