NIDO DE VÍBORAS

415

Por Kukulkán

NOS LLEGAN noticias del imperio, concretamente de Los Angeles, California, que
han quedado tres millones de personas desempleadas. Muchísimas, pero lo que más
llama la atención de los estudiosos del desarrollo de la pandemia en Estados Unidos
es que la gente en lugar de salir a comprar papel de baño, como aquí en México,
o cloro como en España, o cualquier otro objeto, nuestros vecinos del norte se
abalanzan en las tiendas por ¡pistolas!

HÁGAME EL refrabor cabor. Se están vendiendo pistolas de todos calibres, precios y
todo tipo de armamento. ¿Qué interpretación le han dado a la crisis del coronavirus?
Una guerra. Pero si es una guerra como la están interpretando, esta no se combate
con plomo ni granadas ni cañones ni misiles. Esas tácticas ya fueron superadas por
una inteligencia superior, si es así. Subrayo.

ESTO OCURRE después de tres semanas de encierros, compras de pánico y
desempleo masivo en el imperio norteamericano. Lo único que tiene muy
tranquilas a las víboras de este nido es que los chinos nos enviaron 50 mil pruebas
rápidas de Covid19. ¿Cómo interpretar esa acción de China para México? Eso nos
tranquiliza mucho, porque de otra manera saldríamos a comprar armamento como
los gringos.

CUBREBOCAS PARA qué. ¿Usted sabe por qué recomiendan usar cubrebocas
aunque después de 15 minutos se conviertan en un foco de infección peor? Porque
nos hacen sentir tranquilos. Cuando traemos esos protectores al frente sentimos
que nada nos contagiará pero no es así. La OMS y médicos los recomiendan sólo
para quienes están enfermos y evitan así contagiar a las personas a su alrededor.
Sólo para eso. Y hablamos de los cubrebocas normales, pero ya hay para hospitales y
diseños más especializados.

UNA AMIGA me habló hoy en la mañana para llorar en mi hombro desde la
distancia. Ella renta desde hace siete años un departamento, bastante amplio y
bonito, en La Condesa, ciudad de México. Resulta que tuvo que ver a la señora
dueña del inmueble para negociar pagos porque, para variar, se quedó sin
trabajo. La señora, con enfermedad crónica pulmonar, le dijo algo así como “no te
preocupes Eva, ahora lo más importante es tu salud. No me pagues estos meses
hasta que se regularice todo este problema del virus”.

POR GENTE como esta señora, por empresas, como muchos héroes anónimos, este
país está cambiando y no por esos diputados, senadores y alcaldes, acuartelados
en sus bunkers muertos de miedo. No son capaces de salir a la calle para ver cómo
van las cosas y en qué pueden ayudar. Así que paciencia, siempre habrá una ayuda
en esta contingencia, somos un país grande y un pueblo solidario. Las víboras
duermen tranquilamente.

LO INVITAMOS desde este nido a pensar cómo festejaremos desde la distancia
y en nuestras casas los 50 años de la fundación de Cancún. Escríbanos y mande
sus propuestas, sus ideas para recordar con mucha dignidad la primera piedra de
nuestra hermosa ciudad.

NIDO DE VÍBORAS