Reactiva coronavirus el trueque en Quintana Roo

754
  • El desplome de la actividad turística dejó a cientos sin trabajo, por lo que la gente ya recurre a las “mesas de intercambio” de alimentos.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- La contingencia sanitaria provocada por el Covid-19 reactivó el intercambio de alimentos y artículos de primera necesidad ante la falta de dinero y empleo para cientos de miles de trabajadores tras el cierre de la zona hotelera de Cancún. 

A las ofertas en la compra de carne, leche, huevos y todos los perecederos que los proveedores de alimentos no pudieron vender ante el cierre de hoteles, se ha venido a sumar el trueque en diversos municipios que empezó con la donación de productos sobrantes en casa, formando una cadena con quienes utilizaban algunos de esos artìculo, que intercambió por otra que no necesitaba en ese momento.

El trueque de productos se da en “mesas de intercambio” instaladas en estaciones dispensadoras de gasolina en cuatro de los once municipios de la entidad, a unas semanas que decenas de trabajadores perdieron su empleo por la parálisis turística generada por la crisis sanitaria.

El sistema en estos sitios con mesas y lonas habilitadas, consiste en tomar un artículo y dejar otro sobre la mesa. Fue una idea que surgió hace una semana por iniciativa de los empleados, cuya acción se extendió a 14 estaciones de Cancún, además de otras en Playa del Carmen, Tulum y Chetumal.

Sigma vende productos lácteos a bajos costos en Cancún

En las gasolineras que participan se dispuso una mesa y una lona con la misma leyenda: “Toma lo que necesites y deja lo que no uses”, además del mensaje #SeparadosPeroMásJuntosQueNunca.

Son empresas de diferentes razones sociales en las que sus trabajadores promueven la ayuda a favor de quienes carecen de algún producto y requieren intercambiarlo por otro, o aquellos que se les complica adquirir alimentos. Al mismo tiempo, dan alimento a los que no tienen nada que llevarse a la boca dada su condición de desempleo o pobreza extrema generada por la pandemia.

El trueque es una práctica milenaria que inició en el periodo Neolítico, quizá el más importante en la historia de la humanidad. Fue hace 10 mil años que se crearon las grandes metrópolis que adoptaron la ganadería y la agricultura. Fue en esta etapa en que se vivió una transformación radical al cambiar el modo de vida, costumbres y habilidades.

El abasto de los sitios de intercambio de alimentos se da por algunos benefactores espontáneos y por los propios vecinos, que mantienen disponibles alimentos empaquetados para cocinar, como arroz, frijol, huevo, harina, tostadas y pastas. Además, productos empaquetados para consumo inmediato, tales como atún, sardina, leche, frijoles, chiles, galletas y sopas instantáneas.

Hay también aceite para cocinar, sazonadores y especias, igual que productos refrigerados, como crema, margarina, yogurt y quesos que se conservan en buen estado en los anaqueles de las tiendas de conveniencia localizadas en las mismas gasolineras. Incluso, hay agua embotellada, jabón de tocador, detergente, papel sanitario y cloro. En algunas estaciones las personas han dejado ropa.

Las “mesas de intercambio” son frecuentadas por personas adultas mayores, amas de casa y trabajadores varones, principalmente.

Juan Huerta, a nombre del personal de la estación ubicada en la esquina de Av. Chac Mool y Leona Vicario en la Región 219, explicó a Luces del Siglo que “la dinámica es lo que salga del corazón de las gentes de generar esa ayuda para aquellos que lo necesitan. La gente se acerca y pregunta de qué se trata. Se le explica y mayormente está tomando productos pues la situación está un poquito complicada”.

En el puesto habilitado, un adulto mayor que conducía un triciclo bajó de la bicicleta y tomó dos sopas instantáneas, una para él y otra para un niño de unos seis años de edad. Cuando entregó los productos al menor, agradeció el apoyo.

“A la gente que lo necesite hay que ayudarlos y apoyarlos, sobre todo en este momento. Es enseñar también a nuestros hijos el hábito de compartir. Si tienes para compartir adelante, porque más adelante tú también lo puedes necesitar. El compartir es algo básico en la sociedad”, agregó.

Las mesas permanecerán mientras que dure la emergencia sanitaria, aunque “no  deberíamos de quitarlas”.

Se ubican en diversas zonas de Cancún, como Av. La Luna esquina Av. Las Torres, Leona Vicario con Chac Mool, al final de la Ruta 5 con el Arco Vial, el Arco Vial con la Av. Kabah, Lankin y 20 de Noviembre, Av. Niños Héroes (al final de la Cancún Mall) y la Kabah con 20 de Noviembre.

Además, en Av. Talleres (junto al sindicato de taxistas), Av. Leona Vicario con Kabah, en el acceso de la Guadalupana sobre Talleres en la Región 103, Av. Lankin esquina con Ruta 5 (frente a la Multiplaza), avenida Bonampak y Av. Portillo, en la avenida Yaxchilán (frente al Cotsco) y en la Av. Kabah con Av. Tules.