Surge ayuda a familias del desempleo

847
  • El grupo Cancún Solidario convoca a la gente a donar víveres, medicamentos, ropa y dinero para apoyar a gente sin empleo.

 MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Es un pequeño gran ejército de personas solidarias que apoya con alimentos a las familias del desempleo generado por la emergencia del Covid-19.

En redes sociales se les identifica como “Cancún solidario” y convoca a la generosidad para donar víveres, medicamentos, ropa y dinero en efectivo, que a su vez se utilizan con transparencia para entregar despensas alimentarias a los más vulnerables.

Una tercera parte de los organizadores conservan su empleo y su ingreso económico, pero los demás están en la misma condición que el resto de las personas a las que sirven, algunos cumplieron un mes sin trabajo, otros 15 días y los más recientes una semana por las medidas de emergencia decretadas.

El grupo se creó hace poco más dos semanas como una medida de apoyo emergente a quienes deambulan por las calles con los rostros descompuestos por la preocupación, al carecer de alimento que llevar diariamente a sus hogares.

La fundadora y coordinadora María Medina explicó a Luces del Siglo que la iniciativa surgió de la necesidad de la gente.

“De repente estamos viviendo una situación donde el 80 por ciento de la población de Cancún se queda sin trabajo, y ¿a quién acudimos? De ahí surge la idea de un Cancún Solidario”.

El llamado es también para los afectados salgan a las calles a pedir ayuda a los que conservan su trabajo. La convocatoria se hace por redes sociales y tuvo una respuesta inmediata de benefactoras que contribuyeron con dinero en efectivo. Las mayores aportaciones fueron hechas por mujeres, una estadounidense, otra de Isla Mujeres, de Ciudad de México y dos más de Cancún.

La ayuda permitió a “Cancún Solidario” integrar 250 despensas alimentarias que comenzaron a ser repartidas la semana pasada entre las familias más vulnerables.

“Realmente es muy poco para la necesidad tan grande que hay aquí”.

Se promueve al mismo tiempo la donación comunitaria de productos de primera necesidad con la habilitación de 12 centros de acopio ubicados en viviendas de las zonas más alejadas de la ciudad, en cuyos lugares se respetaron los protocolos de seguridad, como la “Sana Distancia” y evitar la presencia de población vulnerable como niños y personas adultas mayores.

Los sitios siguen abiertos y, en una segunda etapa, funcionarán como lugares de trueque.

“Si tienes un arroz tráelo y te lo cambio por un aceite”.

La petición de ayuda la hacen únicamente por la red social que tiene una comunidad de mil 800 integrantes y las solicitudes de despensa a través del whats app que atiende entre 80 y 120 llamados diarios de ayuda, los cuales son evaluados para ubicar y entregar los apoyos a los más necesitados.

En la recepción de donaciones quedó constancia con la publicación en línea de una foto, aunque también hay benefactores que prefieren el anonimato.

En esta situación de crisis, la principal amenaza de los cancunenses trabajadores no es la pandemia sino comer cada día. En esa lucha, las personas que ayudan se han enfrentado a historias de “terror” al conocer casos que reflejan la desesperación de un padre o una madre de familia que enfrentan con la falta de comida o cuando sus hijos lloran de hambre.

Las organizadoras han constatado que los afectados en su afán de conseguir alimento ofrecen lo poco que tienen, como su televisión u horno de microondas. Otros, los más vulnerables, dan hasta sus platos y cucharas.

La asistencia de “Cancún Solidario” es insuficiente porque la necesidad rebasa con creces el esfuerzo que realizan, lo cual es comprensible dada la situación económica actual. “Lo que hemos recolectado es tan poco que no alcanza para todos, pero seguimos buscando ayuda por varios medios, pero duele ver la realidad”.

Los sitios de donación se encuentran en las colonias Tres Reyes y Avante, las unidades habitacionales Tierra Maya, Villas del Caribe, Villas del Mar Plus, Villas Otoch Paraíso, Prado Norte y Paseos Kusamil, además las regiones 96, 77 (Corales), 221 y 103 (Arrecifes) y el Mercado 28. En contacto se hace también en el teléfono 998 162 5916.

Lo que se requiere es arroz, atún, agua embotellada, huevo, frijoles, leche para bebé, cereales, alimentos, enlatados, pañales, aceite y pastas para sopa, entre otros productos.

El apoyo consiste en que los solicitantes envían un mensaje al centro de acopio más cercano a su domicilio y proporcionan su nombre, Región o Supermanzana que habitan, cantidad de integrantes de la familia y el último día que trabajaron. Con la información se selecciona a los más necesitados y se les da una cita para recoger el apoyo en especie.

La ayuda de las organizadoras pretende extenderse a instalar comedores comunitarios en las colonias de mayor necesidad de este destino.