Piden frenar obras aeroportuarias

239

Expertos afirman que por crisis de coronavirus el Gobierno federal debería frenar la construcción del aeropuerto internacional de Santa Lucía.

AZUCENA VÁSQUEZ / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Ante la crisis del coronavirus y una clara reducción de las operaciones de las aerolíneas, el Gobierno federal debería frenar la construcción del aeropuerto internacional de Santa Lucía y obras en los aeropuertos de la Ciudad de México y Toluca, pues ya no cumplirán su objetivo de atender la saturación aérea del Valle de México, alertaron expertos.

Las obras de estos tres aeropuertos se han impulsado para consolidar el Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM), con el que la administración federal busca hacer frente a la saturación del Valle de México, pero el contexto ha cambiado drásticamente este año, pues las líneas aéreas no tendrán la capacidad para operar como se esperaba.

Rogelio Rodríguez, experto en temas aeronáuticos, dijo que ahora se abre una paradoja, porque se seguirá construyendo el aeropuerto de Santa Lucía, que requerirá una inversión de 100 mil millones de pesos, pero no estará garantizada su demanda potencial y tampoco que las aerolíneas mantengan sus operaciones.

Las obras, incluidas las de mejora y ampliación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, para las que este año estaban contemplados 2 mil 899 millones de pesos, así como los proyectos de infraestructura para conectar el Aeropuerto Internacional de Toluca, se planearon en un panorama completamente diferente y ahora primero habrá que ver si las aerolíneas podrán continuar, advirtió.

Proponen reorientar la inversión de Tren Maya

Pablo Casas, director general de Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico Aeronáuticas, coincidió en que la administración federal debería reconsiderar el freno a esas inversiones, consideró que la aviación no se recuperará al menos en un año y aunque empiece a repuntar, la operación será menor.

Incluso anticipó que algunas aerolíneas a nivel mundial y nacional podrían quebrar en medio de esta crisis por la severa reducción de sus vuelos.

Al respecto, el Centro para la Aviación (Capa), consultora especializada en aviación, estimó que hacia finales de mayo de este año, aerolíneas de todo el mundo podrían estar en quiebra técnica.

La Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), institución autónoma que representa a 60 empresas de aviación, incluidas aerolíneas, excepto Interjet, anticipó que para la aviación nacional la pérdida será de 30 mil millones de pesos.

Casas reiteró que la aviación mundial será una de las industrias más afectadas y su recuperación estará ligada a la disminución de la propagación del virus, pero también habrá otros factores que podrían aplazarla todavía más, dado que crisis está generando un cambio social, cultural y laboral que podría reducir los viajes de negocios, entre otros.