Inventan funerarias protocolo por Covid

523

Pese a que Secretaría de Salud aclaró que no hay necesidad de cremar a personas fallecidas por Covid-19, en Cancún las funerarias implementan esta medida.

 

SERGIO GUZMÁN

CANCÚN, Q. ROO.- Pese a que la Secretaría de Salud federal aclaró que no hay necesidad de cremar los cuerpos de personas fallecidas por Covid-19, en Cancún las funerarias están implementando esta medida como protocolo supuestamente de prevención.

 

Consultadas vía telefónica, tres compañías de servicios funerarios afirmaron que en el caso de las muertes por coronavirus no pueden ofrecer ninguna otra opción diferente a la cremación y descartan por completo el velatorio.

 

En una conferencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador el 19 de marzo, el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell, explicó que la bioseguridad del personal que trabaja en servicios funerarios o de patología en todo el proceso debe ser siempre íntegra, independientemente de que se conozca o no la causa del fallecimiento y de que ésta sea o no un agente infeccioso.

 

“Específicamente la inquietud de si tienen que ser cremados, la respuesta es no, no se requiere porque el mecanismo de transmisión es la vía respiratoria, no es que emanen elementos infecciosos, no es así”, detalló.

 

Sin hacerle caso a esta información oficial, la funeraria Jardines de Paz inventa que el protocolo formal para cualquier defunción por Covid-19 es incinerar directamente el cuerpo.

 

“Yo digo por lo que está pasando ahorita, si tiene el virus la persona… yo se lo pasaría a mi jefe, pero eso sí sería llevarlo directo al crematorio. Es el protocolo, porque ahorita no lo están permitiendo (el velatorio) con este problema que hay en la actualidad, pero cuando venga mi jefe le paso el dato y que se comunique con usted y ya le explique”, fue la respuesta que ofreció un empleado que atendió la llamada para solicitar informes. La comunicación del jefe no se recibió.

 

Dubitativos, sin conocimiento pleno para manejar el tema y dándole vueltas para llegar al mismo punto se mostraron en la funeraria Riviera Memorial.

 

“Tengo que comunicarlo primero con mi gerente para comentar la situación, hay que preguntar primero si se puede hacer el servicio, la mayoría de las personas están haciendo eso, la cremación directa, pero de la velación sí tengo que pasar las indicaciones para saber si se puede dar el servicio”, fueron las palabras de la mujer que atendió vía telefónica.

 

La ignorancia respecto al manejo de cadáveres relacionados con el coronavirus también se reflejó en la funeraria Bretón, donde caen en el mismo discurso de “una cremación directa, porque ese es el protocolo”. Según ellos el proceso es recibir el certificado del médico que atendió donde especifique que la persona fallecida padeció Covid-19, y tramitar el acta de defunción ante el Registro Civil, “vamos por el cuerpo para llevarlo al horno crematorio y ya le entregamos las cenizas”.

 

Queda de manifiesto el desconocimiento, desinformación y hasta miedo que imperan actualmente en los servicios funerarios en medio de la crisis sanitaria por coronavirus.