NIDO DE VÍBORAS

486

Por Kukulkan

AYER FALLECIÓ ANTONIO Meckler Aguilera, entre los claroscuros de su carrera política y en la administración pública. Férreo defensor de causas justas pero también cuestionado, por ejemplo, por ampliar sin transparencia la concesión a las empresas del transporte urbano, Turicun, Bonfil, Autocar y Maya Caribe, por diez años más. Muchos lo aplaudieron como un gurú político y electoral, mientras sus enemigos lo calificaron de traidor cuando dejó el PRD y se pasó a Morena.

EX DIPUTADO local y ex regidor en el Ayuntamiento de Benito Juárez, y desde octubre de 2018 coordinador de asesores de la alcaldesa Hermelinda Lezama, con quien construyó una amistad en torno a las empatías disertadas públicamente sobre el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Las víboras traen moño negro con tintes morenos.

POCAS PERSONAS acuden a los escasos negocios que expenden alimentos
preparados en Cancún. Algunos sin el más mínimo protocolo de higiene, porque deje usted que sean para prevenir el Covid19, sino para una amibiasis marca “no me verás vivo en una semana”.

¿DÓNDE ESTÁN las autoridades municipales? Atemorizados en sus casas,
protegidos por las paredes del devastador virus mundial, cuando deberían salir como autoridades que son y vigilantes de la salud de la sociedad a dar una vueltecita por las colonias de la ciudad. Pero no, muchas zonas están convertidas en tierra de nadie.

AYER DECÍA la autoridad municipal que quedaría prohibido el uso de mesas
y sillas en lugares expendedores de comida. Algo que podría ser bueno, pero
en la preparación de los alimentos, el uso de dinero, el hablar sin cubrebocas ni protección encima de los productos, así como falta de gel con alcohol para los clientes, son algunas de las carencias visuales evidentes de estos negocios.

Seguramente, varios, están convertidos en focos de infección del Covid19, pero la autoridad está atemorizada debajo del escritorio sin supervisar. Las víboras andan encabritadas con estos señores que deberían estar trabajando el triple en estos momentos. Hay que tener espíritu de servicio público, pero no, no es así.

AYER, CERCA DE Playa del Carmen avistaron un tiburón merodeando a dos
casuales turistas que infringieron las disposiciones oficiales de no acudir a la playa y, mucho menos, meterse al mar. Pues no, don fregón y don me vale, se pusieron el traje de baño y al agua patos que el mundo se va a acabar. Ni cuenta se dieron, hasta que otra persona se acercó a avisarles de que un pececito dientón los merodeaba para almorzar.

CORRIERON CON suerte, según se ve en el video que circuló en una de las redes de habitante de Cancún y de Playa del Carmen. Hay que entender que ahora el mar es peligroso porque por la falta de personas y bullicio, los tiburones se acercan a la playa. Hace una semana ocurrió lo mismo en la zona hotelera de Cancún. Siga quedándose en su casa y no intente por ningún motivo meterse al mar. Tenga mucho cuidado, la naturaleza es sabia. Las víboras han salido del nido ante la falta de personas en playas y calles.