Colapsarían funerarias con treinta cremaciones

766
  • Los 11 crematorios que se encuentran en la entidad serían insuficientes si se desborda la cifra de fallecidos por Covid-19.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- La capacidad de funerarias que practican cremaciones en la entidad es insuficiente para resolver un eventual desbordamiento de casos fatales por Covid-19.

La infraestructura pública y privada está integrada por 11 hornos que podrían procesar un aproximado de hasta 30 cuerpos diarios de víctimas del virus, debido a que tendrían que compartir turnos con otros 25 que fallecieron por otros padecimientos, los cuales ocupan hasta 40 por ciento de la capacidad instalada.

De acuerdo con un censo de la Asociación Nacional de Directores de Funerarias de México (ANDF), A.C., en México existen 300 crematorios funcionando de los cuales el 3.6 por ciento se localizan en cinco de los once municipios que integran Quintana Roo.

Roberto García, vicepresidente del organismo, señaló a Luces del Siglo que la infraestructura instalada tiene límites pues no puede procesar más de cinco cuerpos diarios que tardan un promedio de tres horas, ya que de excederse la cantidad se colapsaría en menos de una semana.

Relegan del plan económico a turismo.- hoteleros

Los 11 lugares que realizan cremaciones están instalados el municipio Benito Juárez (6), Othón P. Blanco (2), Solidaridad (1), Cozumel (1)  y Tulum (1). De todos, sólo uno es público, cuyo servicio se cotiza en 11 mil 535 pesos, según el portal del gobierno municipal en Cancún.

El precio de cremaciones en sitios privados oscila en un promedio de 15 mil pesos, aunque dependiendo del establecimiento puede cotizarse hasta en 30 mil pesos, opción inalcanzable para familias de recursos bajos.

Otro reto, ante una gran cantidad de decesos por Covid-19 que impactaría a la disposición final, es que hay municipios sin instalaciones y alejados de ciudades con equipamiento para cremación, como José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto. En Bacalar, en cambio, donde tampoco se tiene horno crematorio, los procedimientos se envían a Chetumal, a 30 minutos por carretera.

Amador Panduro, delegado estatal de la ANDF en Quintana Roo reconoció a Luces del Siglo que la entidad cuenta con menos agencias funerarias que en otros estados del país, con apenas 27 establecimientos suficientes para atender “en condiciones normales” podrían saturarse bajo condiciones extraordinarias.

Según la Guía de Manejo de Cadáveres por Covid-19 (SARS-CoV-2) en México (actualizada por el gobierno federal el pasado cinco de abril y distribuida entre las agencias funerarias la semana pasada), la disposición final de los cadáveres contagiados deberá darse “lo más pronto posible, preferiblemente mediante cremación”.

De no ser posible, aclara el documento, se practicará la inhumación en sepultura y bóveda. En esos casos se permitirán rituales fúnebres de menos a cuatro horas, con féretro cerrado y con menos de 20 asistentes que cumplan la llamada “Sana Distancia”. Incluso, los deudos pueden recibir el pésame en sus hogares cuando carezcan de síntomas.

Pero la realidad de los panteones también es preocupante en Quintana Roo, al existir 17 espacios públicos y privados reconocidos oficialmente, algunos en la antesala de tener problemas sobrecupo. Aunque no están incluidos los de uso ejidal, estos tampoco serían suficientes.

Los camposantos reconocidos por las autoridades se localizan en Benito Juárez (3), Othón P. Blanco (2), Cozumel (2), Bacalar (2), Puerto Morelos (2), Solidaridad (1), Felipe Carrillo Puerto (1), Tulum (1), José María Morelos (1), Isla Mujeres (1) y Lázaro Cárdenas (1).

Ante esa realidad que rodea a la pandemia, los directivos de las funerarias exhortaron a la prevención y tomar medidas de autocuidado, y que “la gente tenga conciencia de que esto no es juego, es verídico y estamos expuestos a muchos riesgos”.

Frente a la emergencia pidieron también la colaboración y el entendimiento de familiares de los fallecidos. “Ayer tuve un caso y la familia lo quería hacer a su modo, sin respetar protocolos. Tampoco vamos a exponer a nuestro personal”.

El mecanismo que siguen las agencias funerarias para la disposición de cuerpos por Covid-19 consiste en contactar a los deudos por teléfono, formalizar el servicio con una persona ajena a la familia sin riesgo de contagio y la preparación anticipada de trámites burocráticos para trasladar el cuerpo de forma inmediata.

Te puede interesar: Colapsarían funerarias con treinta cremaciones