NIDO DE VÍBORAS

320

Por Kukulkán

ALGUNAS NOTAS sensacionalistas han provocado un revuelo nacional de que los cocodrilos están invadiendo la zona hotelera de Cancún. Nada más alejado de la realidad. Ni siquiera se publican videos o evidencias de la presencia de los reptiles en el despoblado lugar turístico. Es una leyenda urbana que crece de boca en boca, pero hasta ahora no hay alguien que aporte información fidedigna.

CAER EN ese tipo de sensacionalismos sólo perjudica el de por sí maltrecho estrés de los cancunenses. Sin embargo, la presencia de tiburones en las playas de Cancún sí ha sido documentada con fotografías y videos de los lugareños. La naturaleza vuelve a la zona bulliciosa una vez que se ha quedado en silencio, pero de eso a que “esté invadida de cocodrilos” hay una diferencia abismal. Las víboras vuelven a sus nidos creyendo que encontrarían a primos y hermanos.

EL ÚLTIMO video que se recuerde de un cocodrilo paseando por las calles de
Cancún fue en Malecón Tajamar, hace algunos dos meses, cuando el anfibio llevaba matorrales en su hocico porque estaba acondicionando un nido. Esto ocurrió unas dos semanas posteriores a que se abriera Malecón Tajamar, después de más de cuatro años cerrado. Las víboras hasta ahora no han visto primos pasear. Ya párenle a la leyenda urbana.

ES PREOCUPANTE que Quintana Roo esté entre los primeros tres lugares, y a veces en el trono, de los estados de la República Mexicana con la mayor incidencia de contagios. Algo no está funcionando bien y eso es parte de la falta de sensibilidad de la Presidenta Municipal de Benito Juárez, Hermelinda Lezama, porque no ha logrado hacer un llamado efectivo a la población para quedarse en casa y tampoco ha puesto en marcha campañas de sanitización de la ciudad como ocurre ya en otras ciudades.

ESTA ACTITUD pasiva de Hermelinda Lezama ante el crecimiento de contagios por contacto en Quintana Roo es preocupante, porque sólo se habló hace un mes de que en el transporte público sólo viajarían pocas personas en las unidades, porque ahora van como lata de sardinas. Las víboras andan revoloteando el nido de tanto incumplimiento por parte de las autoridades municipales en la lucha contra el Covid-19.

UNA CANCUNENSE que firma como Laura Ulloa causó revuelo en redes cuando publicó el siguiente anuncio: “Atención personal de salud en Cancún. Si atiendes pacientes de Covid-19 y necesitas dónde pasar la noche, te ofrezco cama y baño privado en mi casa gratis. Vivo cerca del IMSS de la 510. Te puedo llevar/traer al/del hospital diario. Mandar solicitud a admon.fundacionayudar@gmail.com ESTAS MUESTRAS de solidaridad entre los habitantes de esta bellísima ciudad se reproducen continuamente por parte de la población, el ayudar sin compromiso y casi en el anonimato. No se diga en los grupos de trueque para que los cancunenses intercambien diversos productos alimenticios entre ellos por mano de obra o servicios.

También, hasta ahora no se han dado brotes de rechazo al personal médico
como ha sucedido en otras ciudades y eso habla muy bien de los quintanarroense que han sabido conservar su solidaridad y buen trato a pesar de la contingencia del Covid-19. Las víboras se sienten muy bien por estas muestras de apoyo.

NIDO DE VÍBORAS