Enfrentan riesgos las propiedades turísticas

304
  • La venta de propiedades residenciales en zonas turísticas enfrentan la incertidumbre financiera actual, como resultado del Covid-19.

RENATA TARRAGONA / AGENCIA REFORMA
CIUDAD DE MÉXICO.- La venta de propiedades residenciales en zonas turísticas enfrentan la incertidumbre financiera actual, a resultado del Covid-19, al frenarse el número de operaciones y por la volatilidad de los mercados, de acuerdo a Grupo Luximia.

Los sectores de construcción e inmobiliario anticipan un decremento de más del 50 por ciento en sus ventas en esta temporada de cuarentena, particularmente en Cancún y Riviera Maya, donde se ubica la desarrolladora.

“La volatilidad afecta muchísimo, en Cancún se puede jugar con el tipo de cambio, pues los proyectos están tasados en dólares, por lo que tomamos medidas para controlar que no se dispare el dólar y sea favorable para los inversionistas”, explicó Mauricio Rovirosa, director de operaciones del Grupo.

Debido a que un alto porcentaje de las operaciones se maneja en dólares, la fluctuación cambiaria es un factor importante en la comercialización de inmuebles, por lo que la contingencia orilla a ajustar los precios.

Reorienta turismo de aventuras sus activos

La estrategia del esquema de ventas a seguir consiste en presentar el producto a un tipo de cambio menor, aterrizarlo a la operación para garantizar al cliente que no está volátil y no se va a disparar.

Para evitar que potenciales compradores se reserven de invertir ante la fluctuación del dólar, se respeta el precio y se mantiene durante todo su financiamiento para la adquisición del inmueble.

Rovirosa confió en que, hacia el mes de mayo y al comienzo del verano, la situación recobrará cierta normalidad, aunque el sector tardará en reactivarse, para lo cual será fundamental la población con capacidad para hacer inversiones que buscará oportunidades según los proyectos disponibles.

“Las oportunidades surgen cuando la crisis económica empieza a bajar, empezaremos a ver remates de casas, es un mercado 100 por ciento de compradores y encontrarán buenas oportunidades”, refirió.

En destinos como Cancún, apuntó, la afectación económica comenzará su rehabilitación con sectores turísticos como hotelería, restaurantería, atractivos, entre otros y el sector inmobiliario se dejará en segundo término, frente a lo cual será necesario trabajar en estrategias de recuperación.

A nivel ciudad, el crecimiento anual del destino usualmente oscila entre el 3 y 5 por ciento, en 2019 se ubicó entre 2.5 y 3 por ciento, a causa del sargazo y la incertidumbre.

Te puede interesar: Reorienta turismo de aventuras sus activos