Reportan resurgimiento de fauna en Isla Holbox

911
  • A raíz de la contingencia sanitaria por el Covid-19, en las costas de Holbox ha resurgido fauna, como mantarrayas gigantes y delfines.

ALINA CARBAJAL / AGENCIA REFORMA
CIUDAD DE MÉXICO.- Durante los últimos días, en las costas de la zona hotelera de este destino, la cual esta bordeada por la Reserva Natural Protegida de Yum Balam, se han reportado algunos avistamientos.

Por ejemplo, la visita de mantarrayas gigantes a las orillas de Punta Cotos, y pronto se espera el arribo de tortugas carey.

Además, del avistamiento de delfines que bordean la isla, el silencio hace notorio el canto de las aves por todas las calles de Holbox.

Holbox ha sido siempre un santuario de aves, donde flamencos, garzas y diversas aves migratorias descansan en sus manglares.

Desde el año pasado, Holbox tuvo un nuevo despertar al ver la necesidad de cuidar su patrimonio, es así que voluntarios afloraron con todo tipo de iniciativas entre ellas cuadrillas de limpieza que buscan limpiar los manglares y playas.

También han sido importantes los esfuerzos de la Asociación de Hoteleros y de asociaciones en pro del cuidado del medio ambiente como Ocean Conservancy o Parley. Los pobladores y empresarios de la isla han contribuido con comportamientos más responsables en pro del medio ambiente.

Las Nubes de Holbox, un hotel ecoboutique -por ejemplo- cuenta con un programa que recicla el 80 por ciento de los residuos que produce.

Jorge Ceballos, CEO de Las Nubes, considera que esta pausa resulta benéfica para la naturaleza y para apreciar el Patrimonio Natural que tiene Holbox.

“Éste es un momento para tomar conciencia e impulsar un cambio auténtico, cuidando nuestro planeta por un periodo sostenido.”

A medida que la curva de contagios descienda, los pies descalzos sobre la arena blanca, los carritos de golf, las lanchas de los pescadores y las bicicletas volverán, pero será cuando tendremos la oportunidad de crear una nueva normalidad más respetuosa del medio ambiente y de la naturaleza que nos rodea.

Mientras el paraíso puede esperar, tomando un respiro y confiando en que volvamos con una lección aprendida para el cuidado de nuestro entorno y del medio ambiente a nivel global.

Con información de Las Nubes de Holbox.