Marco Pichardo el primer gol del Cancún 86

383
El primer gol del Cancún 86 fue hecho por Fernando Cruz Pichardo, ante Coras de Tepic.
  • El primer gol del Cancún 86 fue hecho por Fernando Cruz Pichardo, ante Coras de Tepic.

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO. – El 27 de diciembre de 1986, abrió sus puertas el estadio Cancún 86, la nueva casa de los Pioneros de Cancún, quienes recibieron a los Coras de Tepic en la inauguración no oficial del recinto, que albergó a más de 6 mil aficionados para ver a su equipo vencer 3-2 a los visitantes.

Serían los botines de Fernando Cruz Pichardo, mediocampista del cuadro cancunense, los que se llevaron la gloria de marcar el primer gol en ese estadio, construido para ser la punta de lanza de un ambicioso proyecto deportivo, cuya fama llegó a todo el país por su gran forma de jugar.

“No recuerdo en qué minuto. Fue una jugada donde Ángel Marín, que jugaba de extremo, toma la pelota unos metros más adelante de la media cancha mientras atacábamos. Yo pico por el centro cerca de la media luna del área, él manda un pase fuerte que yo recibo, y aunque me botó un poco el balón, le pegué de bote pronto. Salió un disparo que pegó en el travesaño, picó en la línea de la portería y después en la red superior”, relató.

Ese gol fue el primero en un estadio que cosechó muchas alegrías en las siguientes fechas. Cruz Pichardo lo calificó como un logro colectivo gracias al fútbol desplegado por el equipo en aquellas épocas; “festejamos y disfrutamos la emoción de ir ganando primero y de haber inaugurado ese estadio. Siempre he dicho que gracias a mis compañeros, me tocó anotar ese primer gol”.

Para recordar el acontecimiento, existe una placa en su honor a las afueras del estadio Cancún 86, donde los asistentes se detienen para leer la leyenda dedicada al primer alarido del inmueble.

El mediocampista fue uno de los seis jugadores que permaneció en el equipo como parte de la base heredada por el técnico Tihomir Jelisavcic. Desde su llegada en la temporada 1984-85 como agente libre, fue considerado dentro de los titulares, donde permaneció inamovible desde tercera, hasta la segunda división.

“Me tocó jugar en todas las divisiones, la única donde no debuté fui en primera división. Estuve contratado con Veracruz en la temporada 89-90, pero no me tocó debutar”, lamentó Cruz Pichardo, al agregar que en esa campaña, sólo salió dos veces a la banca: contra Tecos, y contra Cruz Azul.

Desde su apreciación, el ex mediocampista consideró que antes, el nivel de juego en las divisiones inferiores era favorecido porque no existía un límite de edad para los jugadores, sin embargo, a partir de las constantes reestructuraciones y el antiguo tema de los ‘cachirules’, se ha limitado mucho el espectáculo entre los equipos participantes.

“Había jugadores de mayor edad con mucha experiencia. A veces había gente cachirul, pero con mucha competitividad. Había un oficio mayor por la experiencia de los jugadores. Se corrigió todo el tema de los cachirules por la sanción de la selección mexicana y se empezaron a fijar edades en tercera y segunda división. La gente sí veía la diferencia de juego en las edades”.

Rechazan jugadores fin del Ascenso