Cuestionan optimismo de López-Gatell

299
  • Los expertos en salud señalan que temen que el gobierno mexicano esté subestimando el impacto potencial del Covid-19.

Guadalupe Oviedo González / Agencia Reforma
Monterrey, México 17-Apr-2020 .-Los expertos en salud señalan que temen que el gobierno mexicano esté subestimando el impacto potencial del Covid-19 y dejando al sistema de salud sin preparación para la eventual demanda de camas de hospital y artículos de cuidados críticos como ventiladores, refirió el diario The Wall Street Journal.

“Creo que la mayoría de la gente estaría de acuerdo en que algunos de estos supuestos son demasiado optimistas”, dijo Julio Frenk, ex Secretario de Salud y Rector de la Universidad de Miami. Frenk estima que el sistema de salud de México está a solo unas semanas de estar abrumado.

Hugo López-Gatell, el hombre a cargo de la respuesta de México a la pandemia de coronavirus, dice que no está convencido de que el virus sea más letal que un brote de influenza común, pero aún le preocupa su capacidad para abrumar el sistema hospitalario del país dada la velocidad de su transmisión.

En entrevista con The Wall Street Journal, el subsecretario de Salud, refiriéndose a la letalidad del virus, dijo que “no lo sé todavía. La OMS dice que podría ser 10 veces mayor que la influenza, pero creo que necesitamos ver más evidencia”.

Pero el diario indicó que los críticos señalan que el jefe de López-Gatell, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha minimizado constantemente el riesgo de la pandemia.

La publicación dijo que López-Gatell prevé que el virus eventualmente infectará a aproximadamente dos tercios de los mexicanos, el nivel en el que suficientes personas han desarrollado inmunidad para que la propagación se vuelva más difícil. Si no se controla, el virus seguirá su curso en tan solo seis semanas, abrumando el sistema de salud, señaló.

Pero el funcionario también estima que solo el 0.5 por ciento de la población de México se enfermará lo suficiente del virus durante toda la pandemia como para mostrar cualquier tipo de síntomas. Y el 80 por ciento de esos casos, dijo, es probable que sean leves. La gran mayoría de las personas infectadas por el virus no mostrarían síntomas.

Los supuestos de López-Gatell sugerirían una tasa de mortalidad para Covid-19 similar o incluso más baja que la gripe, que generalmente es del 0.1 por ciento en Estados Unidos. Si bien muchos expertos han dicho que es demasiado pronto para determinar definitivamente la tasa de mortalidad de Covid-19, la mayoría de las estimaciones lo colocan mucho más alto que eso.

“Repito: el 0.5 por ciento de la población tendrá algún tipo de síntomas fuera del total de la población mexicana. desarrollará inmunidad sin saber que estaban infectados”, dijo López-Gatell, quien tiene un doctorado en epidemiología de la Universidad Johns Hopkins.

Varios expertos en salud dicen que los números de López-Gatell no son realistas. En la región italiana de Lombardía, por ejemplo, el 0.6 por ciento de la población ya se ha enfermado y el brote allí está lejos de terminar.

“Creo que esas estimaciones son ridículamente bajas, especialmente dada la respuesta tardía e incompleta de México al virus”, dijo Jaime Sepúlveda, director del Instituto de Ciencias de la Salud Global de la Universidad de California en San Francisco y ex subsecretario de Salud en México.

López-Gatell destacó que basa sus suposiciones en la experiencia de Hubei, China, la provincia donde el virus surgió por primera vez y donde se estima que el 0.1 por ciento de la población se infectó lo suficiente como para enfermarse.

Pero varios expertos señalaron que basar las predicciones en China es problemático, incluidas las dudas sobre los números de China.

El régimen comunista pudo implementar un bloqueo total que detuvo en gran medida el virus. Sin embargo, México puede tener mucho menos éxito y terminar pareciéndose más a Lombardía o Nueva York , dijo Frenk.

Las proyecciones sobre cuántas personas podrían infectarse y enfermarse son importantes porque ayudan a los países a saber cuántas camas de cuidados intensivos podrían necesitar, por ejemplo. En el caso de México, López-Gatell estima que el país necesitará suministrar, en el transcurso de la pandemia, camas de hospital a unas 95 mil personas y cuidados intensivos a 31 mil 700.

Las estimaciones de López-Gatell sobre el número de personas que necesitan servicios hospitalarios podrían alcanzarse dentro de un mes o dos en lugar de un año, dijo Rafael Lozano, director de sistemas de salud del Instituto de Evaluación y Métrica de Salud de la Universidad de Washington.

“Es mucho mejor en estas situaciones prepararse para un peor resultado en lugar de algo demasiado optimista”, señaló Lozano, quien está terminando un modelo predictivo de cómo se desarrollará la pandemia en México en los próximos meses y la demanda de uso hospitalario.

Carlos del Río, epidemiólogo del Centro de Vacunas Emory en Atlanta, estuvo de acuerdo. Los “números de López-Gatell pueden ser correctos, pero dentro de dos o tres meses”, dijo. “La velocidad de transmisión de esta cosa es diferente a cualquier cosa en la que haya trabajado”.

México tenía 6 mil 297 casos confirmados hasta el jueves, una tasa relativamente baja que puede explicarse en parte por la falta de pruebas generalizadas. México en su conjunto ha impuesto entre las medidas menos restrictivas en América Latina.