El Fonca se transforma

319
  • Tras dos semanas de zozobra y protestas de la comunidad cultural, se dio a conocer la extinción de los tres fideicomisos del sector.

FRANCISCO MORALES / AGENCIA REFORMA
CIUDAD DE MÉXICO.- Tras dos semanas de zozobra y protestas por parte de la comunidad cultural, ayer se dio a conocer la extinción de los tres fideicomisos del sector cuya permanencia estaba en vilo, pero con la promesa de que todos sus programas y recursos permanecerán intactos.

En el centro de esta polémica, desatada por el decreto de extinción de fideicomisos del Presidente Andrés Manuel López Obrador, se encontraba el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), una de las piedras angulares de la política cultural del Estado.

Según comunicó la Secretaría de Cultura (SC), el Fonca será disuelto con su estructura actual, pero será integrado en su totalidad a la dependencia.

“El Fonca será incorporado a la estructura orgánica de la Secretaría de Cultura, lo que permitirá contar con reglas de operación claras, transparentes y sin espacio a la corrupción.

“Además de dotarlo de certeza jurídica, reconociendo como un Sistema Nacional de Creadores que abarca desde los jóvenes creadores de los estados hasta los eméritos en todos los campos de la creación”, expuso.

Lanzan iniciativa de drones contra el Covid-19

Otro de los fideicomisos en riesgo, el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine), será fusionado con el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), y operará con los recursos de ambos.

El Mandato del Antiguo Colegio de San Ildefonso permanecerá tal cual existe actualmente, pero el Fideicomiso para el Fomento y la Conservación del Patrimonio Cultural Antropológico, Arqueológico e Histórico de México (Fideinah) utilizará el resto de sus recursos disponibles y luego será disuelto.

Los apoyos comprometidos de todos ellos, se aseguró, serán entregados sin excepción, y los fideicomisos permanecerán en operación durante la transición a su nueva modalidad.
La relación de la administración actual con el Fonca ha pasado por momentos pedregosos, con tres titulares en menos de dos años (Mario Bellatin, Marina Núñez Bespalova y Adriana Konzevik) y una actitud inicial que propició conflicto con los creadores.

El año pasado, tras una primera ola de despidos, y luego la incertidumbre por la permanencia de algunos apoyos, los creadores salieron a una primera defensa del Fonca a través de manifestaciones presenciales y en redes sociales.

Un fenómeno similar ocurrió durante las dos semanas pasadas, en las que cientos de artistas de todo el País expresaron su exigencia para que el Fondo permaneciera vigente, sin oponerse a la posibilidad de reformarlo para mejorarlo.

Sobre la disposición tomada por las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de la Función Pública, a quienes se les solicitó hacer del Fonca una excepción del decreto presidencial, el vocero de la SC, Antonio Martínez, confió en que podrá preservarse intacto.

“La figura legal llamada fideicomiso tiene ciertas ventajas, es más flexible, el dinero puede ser menos burocrático, pero, de todos modos, si las reglas de operación son sencillas, de otra manera también puede funcionar”, declaró sobre el traslado.

No obstante, para Carlos Lara, especialista en política cultural y fundador de la asociación civil Artículo 27, el proceso de extinción del Fonca era violatorio de la Ley Federal de Austeridad Republicana, por saltarse procedimientos, y explica que, de haberse concretado sin ofrecer alternativas, hubiera sido sujeta a litigios.

“Me parece que en realidad no hicieron más que lo que tenían que hacer. Era esto o enfrentarse a amparos, porque ya era un derecho ganado de los creadores. Era la aplicación de un recurso aprobado por la Cámara”, expuso en entrevista.

De acuerdo con Lara, además de que los recursos del Fonca no hubieran podido ser usados para otros fines, el discurso de que hay resquicios de corrupción en el fideicomiso debería sostenerse con hechos.

“A mí me preocupa que la Secretaria (Frausto) siga hablando como el Presidente, porque lo dice en el boletín: ‘Esto evitará que haya corrupción’, dice, pero si ella sabe de algún acto de malversación de fondos está obligada a decirlo, porque si no está encubriendo”, denuncia.

Para Carlos Villaseñor, también especialista en políticas culturales, lo comunicado ayer por la Secretaría de Cultura en realidad contribuye a acrecentar dudas en lugar de aminorarlas.

“Realmente no queda claro que sucede con el fideicomiso de administración del Fonca, aunque es claro que el programa subsiste, pero no sabemos qué sucede con el mecanismo de administración”, lamenta.

Asimismo, explica que el traslado del Fonca a la estructura de la SC, restará certidumbre a la procuración de fondos entre la Federación y los estados, pues la figura del fideicomiso aseguraba el destino de los recursos.

“Era el mecanismo que daba certidumbre y transparencia a la mezcla de recursos entre Federación y estados y, en muchos casos, los municipios”, expone.

Para ambos especialistas, la procuración de recursos para las modalidades que sustituyen a los fideicomisos será problemática, sobre todo con el presupuesto siempre insuficiente de la SC y la situación económica que se prevé por el Covid-19.

Te puede interesar: Lanzan iniciativa de drones contra el Covid-19