Fue ‘Tiko’ el arquitecto de Pioneros

590
El serbio revolucionó los entrenamientos de los futbolistas en Cancún
  • El serbio revolucionó los entrenamientos de los futbolistas en Cancún

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO. – Tras debut bastante gris en Tercera División, Pioneros de Cancún hizo una apuesta que cambió su historia para bien, con la llegada de un entrenador que llegó con un estilo de juego ofensivo para llevar al club a su mejor etapa; Tihomir Jelisavcic.

Nacido en Belgrado, ‘Tiko’ jugó en el Partizan de Belgrado en los años 50. Después, probó suerte en otros equipos antes de retirarse y optar por el banquillo, donde ganó reconocimiento por su gestión como seleccionador de Nigeria, nación que volvió a la Copa Africana de Naciones luego de 13 años de ausencia, hazaña que le mereció el sobrenombre de ‘padre Tiko’.

Tihomir arribó a Cancún en 1985 y de inmediato se hizo notar su trabajo al modificar los métodos tradicionales de entrenamiento y hacer a los jugadores más profesionales, todo sin la necesidad de cargar con un pizarrón o un cuaderno, armado solo con su mente y la ayuda de un traductor.

“Aún a su edad, (Tiko) nos mostraba como pegarle al balón en tiro directo. Era un entrenador con conocimientos europeos: para él, el fútbol era efectividad, no era tan cremoso. Revolucionó mucho el fútbol. Nos dimos cuenta que el señor nos empezó a pulir y, poco a poco, a enseñarnos un modo de juego fácil y efectivo”, recordó Fernando Cruz Pichardo, ex jugador de Pioneros.

Jelisavcic era un creyente del dominio de balón por medio de ataques rápidos con pases fáciles y recorridos con mucho desgaste para ser lo más efectivos posible. Su sistema preferido fue el 4-3-3 siempre con una salida limpia a ras de pasto. En su primer encuentro, Pioneros ganó 4-0 y demostró el resultado de sus entrenamientos al estilo ‘europeo’.

“Tiko era un entrenador muy experimentado. Era un personaje en su país, una gran persona que se preocupaba primero por la persona y luego por el jugador. Trabajaba mucho en lo físico, muy intenso. Era un gran entrenador, y uno se comprometió mucho porque le daba todo a quienes trabajaban. Creó una gran atmósfera competitiva y la directiva apoyaba en todo”, relató Arturo Cordova, otro de sus pupilos y ex capitán de Pioneros.

Incluso tuvo la oportunidad de dirigir al entonces equipo de la capital de Quintana Roo, chicleros de Chetumal, para salvarlos del descenso. La fama de ‘tiko’ y su estilo de juego, llamó la atención de la selección mexicana olímpica, a la cual derrotó 4-1 en Cancún.

Lamentablemente, el estratega yugoslavo perdió la vida en un accidente automovilístico meses después de ascender al equipo a segunda división, por lo que no pudo disfrutar de dirigir a sus Pioneros en su aventura para buscar el ascenso a la primera división.

Pioneros acarició la Primera División