Aceleran hoteleros reapertura 

1134
Fijan reactivación para 1 de junio 
  • El gigante hotelero y de servicios de Quintana Roo comienza a despertar paulatinamente de la pesadilla económica causada por el coronavirus. Fijan reactivación para 1 de junio.

EDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- El gigante hotelero y de servicios de Quintana Roo comienza a despertar paulatinamente de la pesadilla económica causada por el coronavirus. Varios eslabones de la cadena productiva que conforman la industria  turística valoran apremiante echar andar, cuanto antes, su compleja y desarticulada maquinaria.

Para evitar mayor catástrofe al turismo mexicano, empresas como Grupo Xcaret y la cadena de hoteles Riu se han fijado como fecha de reapertura el próximo uno de junio, aunque están plenamente conscientes de que “volver a la nueva normalidad llevará tiempo” después de que el desplome de la actividad hotelera, y toda su proveeduría, tocó fondo.

A través de sendos comunicados, los consejeros estratégicos de estos corporativos evalúan el tamaño de la catástrofe y lo complicado que será remontar los daños ocasionados por el efecto dominó que aceleró el derrumbe de estos destinos para quienes los viajeros recreativos son la columna vertebral de sus economías.

El estado mexicano de Quintana Roo y la mayoría de las Antillas del Caribe no deberían esperar con los brazos cruzados a que la gente empiece a viajar tan pronto como se levanten las restricciones de viaje y actividad en los Estados Unidos y Europa, advierten y por lo mismo recomiendan a gobiernos locales y federales acelerar el paso para soportar el período de sequía que se les viene.

Resignados con la situación, optan por ver en esta crisis mundial la oportunidad de oro para la introspección y el replanteamiento del agotado modelo turístico de sol y playa para acelerar el paso hacía a otro más moderno, estimulante de la diversificación económica del sector en Quintana Roo que hasta antes del coronavirus estaba contemplado sólo en los discursos, estrategias y planes oficiales tanto de gobiernos estatales y federales, por lo menos desde hace dos décadas.

Igualmente consideran que es el momento de prepararse para la reactivación económica con un nuevo abanico de ofertas turísticas para lo cual requerirán necesariamente de la apoyo gubernamental. Para empezar, ante el masivo despido de trabajadores consideran que los gobiernos deben hacerse responsables de coordinar los paquetes crediticios de rescate para cubrir los gastos de nómina.

“Las empresas pueden retener su talento a través de fondos indirectos siempre y cuando se comprometan a proporcionar capacitación profesional mientras los niveles normales de demanda de viaje regresan a la región”, condicionan.

Y también por medio de préstamos respaldados por el gobierno, buscan incentivar la reinversión en infraestructura, para incluir renovaciones de edificios y reparaciones vencidas, adquisiciones o reemplazos de equipos, mejoras de software y tecnología. “El impacto puede ser aún mayor si los préstamos también estimulan la creación de nuevas empresas, la adquisición o el desarrollo de nuevas franquicias”, recomiendan.

Asimismo, los consejeros turísticos consideran que través de la tecnología las PyMEs, prestadoras de servicios a otras empresas y que tienen un incentivo económico, podrían ayudar a la diversificación económica tan añorada en la región desde hace tiempo.

Otro componente de infraestructura que valoran crucial para reactivar la industria de viajes son las aerolíneas. Dado que estos ya operan en márgenes delgados, atraerlos de regreso requerirá más que sólo abrir aeropuertos o pagar asientos vacíos.

“Dada la ubicación estratégica de Cancún y su estructura ya de clase mundial, es primordial ofrecer ideas creativas que incentiven a las aerolíneas a confiar más en los servicios logísticos que se ofrecen localmente”, esbozan.

Las autoridades locales, añaden, deberían hablar con entidades no institucionales para que no sólo se dediquen a otorgar préstamos sino que también ayudan a desarrollar ideas en negocios viables. “Cancún está bien preparado para ser un centro de operaciones de capital de riesgo que buscan desplegar su capital en las nuevas empresas TourTech, PropTech y LogiTech. Por ejemplo, al asociarse con fondos de inversión de riesgo (venture capital funds) e invitarlos a establecerse localmente, el gobierno se asegura de contar con el asesoramiento continuo de profesionales especializados en estos temas”.

Todo esto no significa que la reactivación deba centrarse sólo en las ganancias económicas. El mundo posterior a Covid-19 obligará a las personas a reevaluar lo que es importante en la vida; la salud y la seguridad se convertirán en una prioridad que no debe minimizarse, puntualizan.

Sorprenden coágulos en infectados de Covid-19