NIDO DE VÍBORAS

490

Por Kukulkán

VARIAS VÍBORAS de este nido se dieron una vuelta por las redes sociales para leer las inconformidades contra el titular de Seguridad Pública del estado, Alberto Capella, por prohibir la circulación de vehículos con placas foráneas.

No sabemos bien a bien de dónde salió la orden, pero tiene un tufo de
insensibilidad atroz. Las repercusiones no se hicieron esperar.

UNO TRAS otro los comentarios fueron de inconformidad por esa medida recetada en plena pandemia, más cuando Quintana Roo alcanzó el primer lugar de no movilidad social según las mediciones realizadas por Google en todas las entidades del país. ¿O sea que nos portamos bien, obedecemos, nos quedamos en casa y nos recetan un castigo? Preguntaba una de las usuarias de redes.

Y SÍ, no hay manera de defenderse de las inconformidades, máximo cuando
es el estado con menor circulación de vehículos y personas en las ciudades. Aun así el jefe de la policía estatal pública él muy contento y propositivo los artículos que prohíben andar con placas foráneas en Quintana Roo. ¿Es en serio? ¿Seguimos con la insensibilidad? ¿No se entendió el mensaje? Y así fueron las preguntas. El problema no son los reglamentos (vaya que hay muchos absurdos sólo en Quintana Roo, como éste) sino aplicarlo en plena pandemia.

MÁXIMO CUANDO entramos a la fase tres cuando las personas necesitan más facilidades de llevar y traer cosas necesarias para sus familias, para las personas de la tercera edad y evitar ese estrés innecesario que serás llevado el corralón, más la multa, más los días sin transporte, etcétera. Las víboras anduvieron de muy mal humor este fin de semana por esta medida que sólo se aplica en Quintana Roo. En ninguna otra entidad existe algo así.

¿LA RAZÓN?, pues tener más recaudación. O sea que tienes un gobierno al que le haces caso en todo, al que le das el beneficio de la duda, con el que luchas contra el Covid-19 y te receta al final una medida para quitarte el automóvil porque el 30 por ciento de los autos que circulan en Cancún y en Quintana Roo portan placas foráneas, no por gusto ni por necedad, sino porque al parecer no se han dado cuenta nuestras heroicas autoridades de que es una ciudad de migrantes. Caray, sólo aquí sucede algo así tan autoritario.

LAS VÍBORAS también se enteraron de otro pequeño escándalo de fotografías que publicaron varios usuarios. Muestran cómo están pasando despensas de donación los funcionarios del Ayuntamiento, al parecer, de una camioneta a un automóvil. Se ve claro en las fotografías cómo mudan la mercancía de un lugar a otro, pero también puede ser una noticia falsa.

SIN EMBARGO, ninguno de los trabajadores de la Presidencia Municipal sale a desmentir la información ni las acusaciones de que Hermelinda Lezama sigue inundando de corrupción y medidas arbitrarias su administración. Al parecer es el bono de inconformidad que ha venido trabajando escándalo tras escándalo la alcaldesa de Benito Juárez.

PERO IMAGINEMOS que efectivamente se trata de un robo de despensas. Sería el descaro y ya no tener ninguna ética para conducirse en el servicio público.

Las víboras tuvieron un fin de semana muy movido con Capella y Lezama. Lo peor es que ninguno entiende cuál es la raíz del problema.