NIDO DE VÍBORAS

388

Por Kukulkán

VAYA PAPELAZO el del priista, panista, Javier Lozano, después de haber sido nombrado “vocero especial” de la Coparmex, unas horas después lo denigraron a ser “miembro de la vocería” y luego lo despidieron. Ni tiempo le dio de darse de alta en el IMSS ni siquiera de agradecer tantas manifestaciones de apoyo de Felipe Calderón y demás líderes de ese
entonces quienes se lo habían echado a los hombros. Le inyectaron veneno
puro y está prácticamente inconsciente.

HOY LAS víboras se levantaron medias matemáticas y estadísticas, andan cruzando datos y ya ven números hasta en la sopa. Resulta que en esas observaciones en este nido nos hemos dado cuenta del boquete abierto en la sociedad estadunidense. Actualmente ya van poco más de 62 mil muertos por Covid-19, cuando en la guerra de Vietnam murieron 58 mil ciudadanos norteamericanos. Muy lejos de los casi tres mil fallecidos en las Torres y los
2,400 caídos en la invasión japonesa de Perl Harbor.

ESTADOS UNIDOS atraviesa por la peor catástrofe de su historia y los hilos comienzan a tensarse hacia China, con indirectas de que el Covid-19 salió de un laboratorio oriental y con la presencia militar estadunidense en el mar del sur de China, como lo reportaba ayer la agencia Xinhua. Las víboras no ven muy bien estos escenarios en plena crisis del virus. Esto se puede poner peor y no precisamente por el Covid-19.

Y DE MÉXICO, para no andar metiendo la lengua viperina en otros países, resulta que información proveniente del Palacio Nacional Pejista un análisis de una consultora de China estima la acmé para la segunda semana de mayo. Es una excelente noticia y ojalá estas víboras orientales no arrastren el tropezón. Si es así, la estimación de los hoteleros y del ramo turístico de abrir en la primera semana de junio, no está descabellada. Las víboras ya lavan sus diminutos trajes de baño.

EN ESTE NIDO nos quedamos con el cascabel rijoso por el mensaje del secretario general del Ayuntamiento, Jorge Aguilar Osorio, a los niños de Cancún, o al menos eso intentó hacer con muy mal resultado, porque más bien fue para sus hijos a quienes les declaró su amor incondicional.

Seguimos con ese virus en la administración pública de sentirse en sus cargos como si estuvieran en una empresa privada. Que alguien les diga que son funcionarios públicos y que los asuntos personales deben quedarse en
casa. Caray, cuánta falta de sensibilidad social.

UN FUERTE saludo y admiración de este venenoso nido para todos los bomberos heroicos de Cancún. De verdad han atacado el fuego hasta con los dientes a pesar de la carencia de equipo adecuado para enfrentarse a las conflagraciones. Gracias a estos valiosos elementos de seguridad pública fue posible regresar a la normalidad atmosférica ayer en Cancún, después de que despertamos en medio de una enorme humareda con aroma a madera
quemada en toda la ciudad. ¡Muchas gracias!

NIDO DE VÍBORAS