Advierten científicos reto en respiradores

140
  • Científicos de la UNAM desarrollan diversos modelos de respiradores, pero enfrentan la ausencia de componentes.

ISRAEL SÀNCHEZ / AGENCIA REFORMA

Científicos de la UNAM desarrollan diversos modelos de respiradores, pero enfrentan la ausencia de ciertos componentes, a veces muy básicos, debido a la falta de desarrollo de determinadas industrias estratégicas, advierte Ana Cecilia Noguez, directora del Instituto de Física.

Ejemplifica que hay una escasa impresión de circuitos electrónicos que sirven como sensores para los termómetros o los oxímetros, éstos últimos de particular importancia en el contexto de la pandemia de SARS-CoV-2, ya que miden el nivel de oxígeno en la sangre y, con base en eso, los médicos pueden decidir si hospitalizar e incluso inducir la ventilación mecánica a un paciente.

“Entonces, hay que tratar de utilizar componentes a los que se tenga acceso en México de una forma más sencilla, y eso es realmente un reto.

“La otra (dificultad) va a ser, si se requiere una producción muy grande, ver qué empresas los pueden producir”, señala la coordinadora junto con Catalina Stern Forgach, directora de la Facultad de Ciencias, del grupo de trabajo en materia de Insumos e Instrumentación de la UNAM.

Detalla que el Laboratorio de Instrumentación Espacial (LINX) del Instituto de Ciencias Nucleares tiene el proyecto más avanzado de respiradores.

Sin embargo, también trabajan en diversos modelos la Facultad y el Instituto de Ingeniería, los institutos de Física y de Energías Renovables, así como el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada, en Juriquilla.

“Creemos que no te puedes quedar con uno solo; pensamos que muchos grupos tienen que trabajar para desarrollar al final algo con las mejores posibilidades”, sostiene Noguez, física y doctora en ciencias.

“La idea es ésta: al final tenemos que ir con los que más se puedan adaptar al medio en el que estamos. Entonces, no puedes apostar a uno solo o a dos, sino que tiene que haber todo un conjunto de cosas para poder aterrizar”.

Además, los distintos institutos, facultades y otros centros de la UNAM diseñan y desarrollan prototipos y pruebas para equipos como termómetros, hisopos, válvulas para ventiladores, cubrebocas, caretas y equipos protectores para personal del sector salud, así como medios de transporte para pruebas.

“Lo que hemos venido haciendo desde hace ya varias semanas es, por ejemplo, el estar diseñando y en algunos casos fabricando algunas piezas que puedan satisfacer necesidades del personal médico. Ese es nuestro principal interés”, señala la directora.

Los investigadores de la UNAM, algunos trabajando desde casa y otros en laboratorios donde no se permite la presencia de más de dos personas, también analizan la posibilidad de reutilizar los cubrebocas N95 tras someterlos a un proceso de sanitización, buscando el método más efectivo y sin restar eficacia a la filtración.

Por otro lado, en el Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología trabajan en el desarrollo de hisopos especiales para realizar las pruebas de detección del virus, de los que también comienza a registrarse una gran escasez en el mundo. Y es otro de los insumos que avanzan favorablemente.

“Ya se tienen diseños, ya se ha estado probando en diferentes hospitales, ya se esterilizó, ya se usó, ya se vio que no altera el resultado de la prueba (de detección)”, celebra Noguez.

“Ahorita, por ejemplo, estamos en una etapa en que posiblemente se pueda transferir esto ya a una compañía que pueda producir masivamente con impresoras 3D los hisopos”.

Realizados hasta ahora sin mayor apoyo que el de la Universidad, para que estos insumos puedan llegar hasta los hospitales se requiere de una mancuerna con el sector empresarial, pero sobre todo con el gubernamental, para que la obtención de recursos no sea un obstáculo. “Esa es una parte complicada y un reto nuevo al que nos estamos enfrentando, más como Institutos que generan puro conocimiento, (pero) dentro del equipo hay gente que se está encargando de esto, y se está encargando también de que podamos conseguir dinero”, agrega la experta.