Empresas perdedoras y ganadoras en la contingencia

515
  • Lo que para muchos giros se convirtió en una pesadilla, para otros fue en una oportunidad de negocio. Checa cómo les fue algunos sectores.

Staff/ Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 04-May-2020 .-Los resultados financieros de las empresas han sido afectadas por la pandemia de Covid-19, ya sea para bien o para mal. Revisa cómo le fue a algunas emisoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) durante los tres primeros meses del año.

Aerolíneas y grupos aeroportuarios

Las aerolíneas y los operadores de aeropuertos han estado entre los sectores más golpeados por la propagación del Covid-19, que forzó a estas empresas reducir sus operaciones drásticamente. En marzo, las aerolíneas mexicanas redujeron su capacidad entre 50 y 80 por ciento para vuelos nacionales e internacionales.

En ese mismo mes, en el que fue declarada la pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Aeroméxico transportó a un millón 39 mil pasajeros, 41.5 por ciento menos que en el mismo periodo de 2019, mientras que el tráfico aéreo de Volaris cayó 12.8 por ciento, al transportar un millón 568 mil pasajeros.

Cadenas de autoservicio

Las empresas que operan supermercados y otros formatos de retail no sólo han resistido a la crisis por el nuevo coronavirus, sino que incluso tuvieron un impulso en sus ingresos, especialmente por los diversos momentos de compras de pánico ante la epidemia y por el aumento de transacciones en sus canales digitales.

El incremento en sus ventas se dio principalmente en perecederos, abarrotes, productos de higiene y sanitizantes. Durante el primer trimestre, las ventas online de Walmart de México -que opera también Superama, Bodega Aurrerá y Sam’s Club-crecieron 68 por ciento respecto al mismo lapso del año pasado.

Tiendas departamentales

La mayoría de cadenas departamentales, en contraste, sufrieron caídas en sus ingresos y ganancias, ya que no fueron consideras como actividades esenciales por las autoridades federales y, por lo tanto, no podían seguir con la operación normal de sus tiendas físicas y se tuvieron que limitar al servicio online.

Elektra, de Ricardo Salinas Pliego, ha permanecido abierto pese a las determinaciones gubernamentales y no publicó su reporte financiero en tiempo. Liverpool -dueño de Suburbia- inició cancelaciones o desfases a proveedores y clientes, mientras que El Palacio de Hierro reducirá inversiones.

Alimentos y restaurantes

Para las productoras de alimentos, el confinamiento fue oportunidad para incrementar sus ventas, aunque no se tradujo en mayores ganancias para todas e incluso algunas compañías reportaron pérdidas. En el primer trimestre, las ventas de Grupo Bimbo crecieron 7.02 por ciento anual, a 74 mil 404 millones de pesos.

Para Alsea -que opera en México y otros regiones del mundo marcas como Domino’s Pizza, Burger King, Vips, Italianni’s y Starbucks- sí fue una pesadilla: de enero a marzo, las ventas en los restaurante que maneja cayeron 11.6 por ciento anual, lo que le llevó a registrar pérdidas por 280 millones de pesos.

Productos farmacéuticos y de higiene

Las compañías asociadas a la salud y la higiene vieron crecer sus ventas, su flujo operativo y sus ganancias. Genomma Lab reconvirtió algunas líneas de producción en el País para comenzar a producir alcohol en gel y jabón, para ampliar el abasto de dichos productos en tiendas de autoservicio y farmacias.

En el primer trimestre del año, las ventas de Farmacias Benavides repuntaron 5.8 por ciento a tasa anual, luego de la caída de 1.3 por ciento que la compañía reportó para el trimestre inmediato anterior, debido en buena medida a las compras de pánico hechas por los clientes en medio de la pandemia actual.

Telecomunicaciones

Algunas firmas de telecomunicaciones elevaron sus clientes ante el confinamiento. Tal es el caso de América Móvil, de Carlos Slim, que obtuvo 874 mil suscriptores nuevos en su negocio móvil en Brasil y 215 mil en México, o Megacable, que añadió 193 mil nuevas suscripciones netas durante el primer trimestre de 2020.

Sin embargo, no todo resultó bien para las operadoras, pues sus utilidades netas se vieron golpeadas por factores como mayores costos y efectos cambiarios. Grupo Televisa registró una disminución de 28.4 por ciento anual en sus ventas por publicidad debido a la incertidumbre de los anunciantes.