Perjudica a niñez publicidad de alimento chatarra

444
  • Durante la cuarentena los menores están más expuestos a publicidad de productos con alto contenido de harinas saturadas y azúcares.

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Durante el aislamiento social por la crisis sanitaria en México, la niñez está expuesta a publicidad de productos con alto contenido de harinas saturadas y azúcares, que al consumirlos provocan un aumento de peso entre los menores, consideraron especialistas en la materia.

En el foro virtual denominado “Infancia mexicana, cautiva de la publicidad de comida chatarra durante la cuarentena”, realizado por el Poder del Consumidor, se dio a conocer que supervisan canales de televisión en horarios que normalmente los niños sintonizan la programación, y también dan seguimiento a aplicaciones en internet.

A través de este ejercicio, se percataron que las corporaciones de comida chatarra y bebidas endulzadas aumentan la vulnerabilidad de la población mexicana ante la pandemia, aprovechándose de la situación de confinamiento para publicitar sus productos, explicó Katia García, coordinadora de Salud Alimentaria de esta organización.

“La gran industria de alimentos y bebidas utiliza diversas estrategias de publicidad que van desde la entrega a domicilio hasta asociar sentimientos como la unión familiar con la venta de estos productos; aprovechándose de las emociones que se experimentan durante el confinamiento para inducir a niñas y niños al consumo de sus productos e incrementar sus ventas”.

Ana Munguía, investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública, sostuvo que más del 67 por ciento de los alimentos y bebidas publicitados en las horas con mayor audiencia infantil de la televisión, se consideran no saludables. Por ello, dijeron, es urgente regular estos productos y limitar su impacto en los hábitos alimenticios.

Alejandro Calvillo, director de la agrupación, recordó que en México una gran cantidad de jóvenes adultos están desarrollando estados graves de Covid-19, y se relaciona con problemas de sobrepeso, obesidad, hipertensión y diabetes, causado por el consumo de alimentos con altos índices de grasas saturadas, azúcares y sodio.

En diciembre del año pasado se dieron a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018, donde Quintana Roo se ubicó en la segunda posición a nivel nacional por obesidad en adolescentes de 12 a 19 años.