NIDO DE VÍBORAS 

606

Por Kukulkán

NOS HA LLAMADO mucho la atención los constantes anuncios enviados por redes sociales, sobre todo en Twitter, dirigidos a senadores, alcaldes y al gobernador de Quintana Roo, solicitando despensas. Las quejas y denuncias de las personas fueron más en esta segunda entrega masiva de apoyos de víveres para las familias del estado.

LAS VÍBORAS viperinas aseguran que la entrega de despensas no fueron suficientes ni tampoco cubrieron todas las necesidades de las personas, que se cuentan por miles. Eso se entiende, pero las denuncias de los posibles beneficiarios es que no hay un registro, como sucede entre otras entidades como Campeche o Yucatán. Es decir, una lista con nombre, dirección, firma de entrega, de conformidad y algunas recomendaciones porque así al libre albedrío quién garantiza si fueron recibidas de conformidad o no. Además, podrían mejorarse en otras entregas subsecuentes.

LAS VÍBORAS mayas más venenosas de esta zona del sureste del país nos dicen que el gobierno del estado debió prever estos inconvenientes porque vendrán varias acusaciones de que las despensas no llegaron, o se “ordeñaron”, o se entregaron más en ciertas regiones y en otras no, como se leen muchísimas denuncias en las redes sociales. En fin, faltó mucha transparencia y sobró mucha opacidad. Las víboras regresan al nido sin víveres.

* * *

PAULATINAMENTE COMIENZAN a aparecer invitaciones, publicidad y fotos de hoteles ecológicos de la Riviera Maya, Cancún y Playa del Carmen. Son como invitaciones temerosas de pequeños propietarios que ofrecen 20, 30 y hasta 50 por ciento de descuentos, una vez que han escuchado la reapertura de la zona turística desde el primero de junio.

EN ESTE nido como somos suspicaces profesionales nos preguntamos qué tanta información hay de estos pequeños empresarios y prestadores de servicios para el manejo sanitario pos pandemia. Es decir, ante la falta de protocolos, guías e información oficial sobre el regreso de la actividad turística el gobierno sigue durmiendo tranquilamente. No hay información oficial y esto podría derivar en una cena de negros, con tintes peligrosos para la vida de visitantes. Ahí está el cascabel.

* * *

VAYA PROBLEMA en que se encuentra el “rambo de Tijuana”, Alberto Capella, jefe de la policía en Quintana Roo, por la muerte de varios oficiales por coronavirus. Es un riesgo inminente el de los oficiales que atendieron, seguramente, a alguna persona con Covid-19 y que lo contrajeron. Una lástima para las familias porque es demasiado fortuito cuando comenzó todo esto. Ahora ya han tomado sus precauciones y la policía se encuentra en otra situación.

HAY QUE ver qué tanta responsabilidad tienen los jefes inmediatos de estos policías muertos y qué tanto se trató de una situación fortuita o incontrolable. Capella debe esta explicación a sus familiares, para cerrar heridas. No puede dejar abierta esta puerta en estos momentos y tratarlos como héroes cuando las personas tienen muchas dudas de cómo murieron los oficiales en el cumplimiento de su deber. Es un informe pendiente y quedamos en espera.

@Nido_DeViboras

NIDO DE VÍBORAS