La fase 3 de COVID-19 puede ser letal en las prisiones

884
  • La fase más álgida del Covid-19 puede ser letal para los 351 Ceresos; reportar Sistema Penitenciario 92 casos de contagio y seis decesos. 

RUBÉN TORRES

CANCÚN, Q. ROO.- En la fase más álgida del Covid-19, los 351 Ceresos son una “bomba de tiempo”, al reportar el Sistema Penitenciario 92 casos de contagio, seis decesos y 11 personas recuperadas.

En el caso de Quintana Roo, suman cinco casos, y aún no ha sufrido ningún deceso, coincidieron Saskia Niño de Rivera y Apolonio Armenta Parga.

Niño de Rivera, directora general de Reinserta A.C., estimó que, así como el gobierno federal no puede precisar el número real de “infectados” por el coronavirus en todo el país, y lo deja a una interpretación de simple curva como lógica matemática, eso mismo ocurre en el sistema penitenciario nacional.

De acuerdo con sus registros, en los Centros de Reinserción Social (Ceresos) y los 19 Centros Federales de Reinserción Social (Ceferesos), 17 bajo la tutela de la federación y dos en manos de la Iniciativa Privada, no podrán verse beneficiados los reos y reas de inmediato con “preliberaciones” tal y como lo establecen las leyes, protocolos, la amnistía o las nuevas normas penitenciarias.

“El Protocolo de Emergencia contra el Covid-19 emanado desde la federación, fue creado para enfrentar la pandemia de forma “tardía” y se instruyó de forma oportunista.

“Mientras que las 800 preliberaciones de la Ciudad de México fue mediante la aplicación de una ley del pasado y aún no existen cifras de otros penales estatales.

Aplicarán ‘protocolo carcelario’ para evitar contagios

Frenar el hacinamiento

La aplicación de la Ley de la Ejecución de Sentencias fue creada antes de la llegada de este gobierno y su motivo era despresurizar el hacinamiento en los Ceresos, no tanto en los Ceferesos para que no sea letal el contagio.

Ahora, ante la contingencia sanitaria, el número de contagios puede ser letal como sucede en la capital del país, Estado de México y Quintana Roo, inmersos en la espiral de contagios en la Fase 3.

Niño de Rivera fue consultada durante la videoconferencia: “Las Cárceles: Una Bomba de Tiempo en la Contingencia”, sobre la situación de las prisiones en Quintana Roo.

Puntualizó que tiene el reporte del pasado cinco de mayo, que en el municipios de Solidaridad (Playa del Carmen) hay el caso de un reo bajo cuarentena.

En el Cereso de Benito Juárez (Cancún), se reportó el caso de un médico que resultó positivo, pero se recuperó, y el de dos custodios, entre ellos una mujer, los cuales se encuentran bajo “sospecha”.

Hasta el momento, no hay evidencias o conocimiento de hechos ocurridos en los penales de Cozumel y Chetumal.

Apolonio Armenta Parga, responsable de la Unidad del Sistema Estatal Penitenciario de Coahuila, destacó que hay una confusión en la Ley de Ejecución de Penas.

“Está no nació para enfrentar los efectos del coronavirus, pero las fiscalías y el Poder Judicial de los 32 estados la han estado aplicando; tampoco tiene nada que ver con la Ley de Amnistía, que no es para sacar a los presos”.

El funcionario penitenciario, destacó que nunca hay presupuesto para los Ceresos y se sigue rezagando su modernización.

“Estamos satanizados, las comisiones Nacional y estatales de Derechos Humanos critican y descalifican la labor de los servidores públicos, pero pregunten sí ellos o alguna autoridad ha dotado de equipo, ya no se diga un tapabocas a una de esas 351 prisiones ante el Covid-19”.

Te puede interesar: Pone CNDH ojos sobre las cárceles