De ayudantes del Presidente a jefes en SAT

1329
  • De cobrar $46,337 al mes, dos ayudantes de AMLO ahora ganan hasta $103,837 como jefes en SAT, pese a no tener experiencia en temas fiscales.

STAFF / AGENCIA REFORMA Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO.- Haber sido miembro de la ayudantía del Presidente tiene sus beneficios: actualmente dos de sus colaboradores ocupan puestos directivos en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Sin experiencia en temas fiscales, Javier Portugal Dorantes y Paloma Rachel Aguilar Correa, fueron asesores y promotores del voto de Morena en las pasadas elecciones presidenciales, y después ambos fueron integrantes de la “Ayudantía” de AMLO.

Portugal estudió Ciencias Políticas en la UNAM, luego asesoró a Morena en el Congreso federal de 2015 a 2018, y hasta hace unos días acompañaba al Presidente a sus giras para atender las peticiones, recibir escritos y escuchar a los inconformes.

Pero ahora será el Administrador Central de Servicios al Contribuyente del SAT.

Suma hijo de Bartlett 162 mdp en contratos

En Presidencia ganaba al mes 46 mil 337 pesos netos.

Ahora su sueldo se elevó a 92 mil 911 pesos netos.

El otro caso es el de Paloma Rachel Aguilar Correa, quien fue parte de los ayudantes del Presidente pasó a ser la Administradora General de Recursos y Servicios del SAT.

Aguilar trabajó en el despacho “Torres y Blásquez” que asesoraba al senador priista y ex Gobernador de SLP, Teófilo Torres Corzo.

Fue asesora parlamentaria del PRI en 2015 en el Congreso potosino, promotora de afiliación de Morena de 2016 a 2018 y candidata a diputada federal por Morena.

Aguilar ganaba al mes 46 mil 337 pesos netos por “procurar y asistir” a AMLO.

Ahora sus ingresos netos son de 103 mil 837 pesos, sólo 8 mil menos que el Presidente, quien tiene un ingreso neto de 111 mil 900.

Estos dos casos se suman al de Ángel Carrizales López, quien en noviembre de 2019 fue nombrado titular de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente.

En 2004, Nicolás Mollinedo quien fungía como asistente del Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, y que era su chofer, fue nombrado Coordinador de Logística de la administración capitalina teniendo la responsabilidad de la seguridad del gobernante.

Su salario doblaba lo que en su momento devengaban otros coordinadores de Logística de gobiernos estatales. Entonces se desató el “Nicogate”, por las incongruencias entre el salario y las funciones desempeñadas por Mollinedo.

Te puede interesar: Suma hijo de Bartlett 162 mdp en contratos