Despierta Tren Maya inversión hotelera en Tulum

1228
  • Da Semarnat luz verde a proyecto de construcción de lujoso hotel de 1,086 habitaciones, por la zona donde pasará el tren.

 

ÉDGAR FÉLIX

TULUM, Q. ROO.- La primera autorización otorgada en 2020 por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para construir un lujoso hotel de mil 86 habitaciones, en Tulum, lleva una dedicatoria muy clara para la expansión turística de la región por la próxima construcción del Tren Maya.

Apenas el 16 de enero pasado, el sinaloense Juan Manuel Torres Burgos, nuevo director general de Impacto y Riesgo Ambiental aprobó el Estudio de Impacto Ambiental (661 páginas) realizado por la consultora Ecopladesa SC, con la coordinación de la bióloga Silvia Magallón Barajas, para la construcción del mega Hotel Continental en un predio de 198 hectáreas donde hay un cenote, cinco cuevas y ríos subterráneos.

En los alegatos del documento resolutivo de aprobación de 66 páginas, la Secretaría del Medio Ambiente opina técnicamente en el oficio que el proyecto: “no es viable, toda vez que incumple con lo establecido en el Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial de la Región denominada Corredor Cancún-Tulum”.

Sin embargo, en las páginas posteriores se debate y finalmente se autoriza por Torres Burgos, quien se dirige públicamente como “socio” al subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la Semarnat, Julio Trujillo Segura.

Hasta antes de ser nombrado en 2019 como director general de Impacto y Riesgo Ambiental en la Semarnat, Torres Burgos se dedicó por más de 20 años a realizar estudios y auditorías en materia ambiental tanto en el sector público como privado, como por ejemplo el del Aeropuerto de Colima, el Aeropuerto en Poza Rica, el de Residencial Estancia Playa Caimanero en Rosario, Sinaloa de donde es oriundo, y también es director general de Bioconsultores Soluciones Sustentables SC.

La empresa responsable del Hotel Continental es Calvia Balear México SA de CV, constituida el 24 de marzo de 2014, unos días antes de la muerte del patriarca César Portilla Rosado, oriundo de Villahermosa, Tabasco, y quien fundó varios proyectos en Tulum, heredados ahora a sus cinco hijos: Lydia Esther, Jorge Alberto, Guadalupe del Carmen, José Miguel y César Augusto Portilla Manica.

Se patina Mara Lezama con tema de Playa Delfines 

Jorge Portilla, es propietario del Parque Tankah, el cual es un complejo de seis cenotes para pasar el día en medio de una aventura natural. Fue inaugurado en diciembre de 2004 tras la detonación turística de Tulum, con una inversión inicial de 15 millones de pesos para montar la infraestructura de los caminos que llegan al lugar. César Portilla, fundó Grand Cenote Tulum, uno de los más visitados de la Riviera Maya por su antigüedad y ahora por su importancia. Comenzó su operación turística en 1995 con una pequeña inversión que a la fecha suma tres millones de pesos en infraestructura.

“Mi padre César Portilla Rosado compró el terreno de 200 hectáreas a los González Avilez, siendo la primera propiedad privada localizada que pertenecía a una unidad ganadera y ahora dentro del Sistema Sac Actún”, explicó César Portilla en entrevista a un medio digital del estado.

“Grand Cenote es uno de los puntos más interesantes del sistema. Con las exploraciones de Robbie Schmittner y Steve Bogaerts en el año 2000, el sistema Sac Actun pasó a ser el más largo de este tipo en México y el noveno en todo el mundo en longitud”, argumentó.

A pesar de las controversias que el Instituto Nacional de Antropología e Historia levantó en 2006 por una petición de la Cámara de Diputados federal sobre este lote, mediante el oficio DIRQR/792/06, en el que suspendieron los trabajos de construcción en terrenos del doctor César Portilla Rosado, en el inmueble denominado Caleta Tankah, se inició un procedimiento administrativo, en el que se resolvió la suspensión definitiva de las obras y la demolición de lo construido por no contar con autorización de este instituto.

Ahora, ante la Semarnat y con la ayuda del Ayuntamiento de Tulum, las condiciones han cambiado para lograr las autorizaciones correspondientes y abrir un espacio importante en una región por donde deberá pasar el Tren Maya, exactamente en el tramo Cancún-Tulum, la zona donde el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que es el corredor más rentable de todo el recorrido ferroviario, pues recibe a alrededor de 10 millones de turistas al año.

El nuevo hotel Continental, el cual ofrecerá casi el 15% de la capacidad de cuartos en la región, ya destrabó una zona importante con los siguientes acuerdos y autorizaciones, con lo que se van abriendo los senderos para que pase el Tren Maya: El predio del proyecto se encuentra dentro del Centro de Población de la Ciudad de Tulum y está sujeto a lo establecido por el Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de la Ciudad de Tulum 2006-2030, de acuerdo con el cual al predio del proyecto le corresponden los usos de suelo Turístico Residencial de densidad alta con clave TR2, Turístico Residencial de densidad baja con clave TR7b, unifamiliar plurifamiliar con clave H7, turístico hotelero de densidad muy baja TH7; asimismo, se le asignaron áreas de protección ambiental como las de preservación ecológica en cauces de ríos subterráneos.

Te puede interesar: En tres décadas Cancún perdió 97% de playas públicas