Impactará crisis de Covid-19 a pensiones

627
  • La disminución de empleos en economía formal afectará a trabajadores que cotizan en seguridad social, trabajadores con sueldo bajo serán los más afectados

JESSIKA BECERRA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El cierre de empleos en la economía formal a raíz del Covid-19 afectará las pensiones y agravará la ya precaria situación de los trabajadores que ganan menos, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Consultado por escrito, David Kaplan, especialista en Pensiones y del Mercado Laboral del BID, explicó que los trabajadores que pierdan su empleo dejarán de recibir aportaciones a su cuenta de retiro por algún tiempo, es decir, durante el periodo que tarden en recuperarse las empresas para generar plazas formales.

Los más afectados serán los trabajadores que ganan menos, quienes desde antes de la contingencia, ya destacaban por ser los que menos tiempo cotizan a la seguridad social.

En el sistema de ahorro para el retiro hay 5.9 millones de trabajadores que perciben un salario mínimo y que cotizan a la seguridad social sólo 11 por ciento del tiempo total de su vida laboral, según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Futuro (Consar).

Por Ley, para obtener una pensión es necesario cotizar 100 por ciento, es decir mil 250 semanas a la seguridad social.

Sin embargo, únicamente 2 por ciento de los trabajadores que tienen un salario mínimo logrará laborar este tiempo, es decir, las mil 250 semanas, requeridas para obtener una pensión.

Además, Kaplan destacó que después de la contingencia, los trabajadores que se emplean en la economía informal tendrán más dificultades de las habituales para encontrar un empleo formal.

“Siempre es difícil conseguir un empleo formal, pero es probable que sea sustancialmente más difícil durante varios años”.

Agregó que la experiencia de la crisis de 2009 sugiere que los jóvenes van a enfrentar problemas particularmente difíciles en el mercado laboral.

“Los registros del IMSS muestran que el empleo formal de los jóvenes ya tenía una tendencia desfavorable desde el 2018, acelerándose en el 2019, y con una reducción significativa en marzo de 2020”, mencionó.

Indicó que ante este escenario, un programa como Jóvenes Construyendo el Futuro podría ayudar a que ese segmento de la población adquiera experiencia en empleos formales aun cuando las empresas no estén contratando.

Destacó que es necesario contar con una evaluación del impacto de este programa durante su primer año de operación con el objetivo de hacer los ajustes necesarios para que sea lo más efectivo posible y contrarrestar la tendencia desfavorable del empleo formal de los jóvenes.

Según la Consar, los trabajadores cotizan poco tiempo a la formalidad porque con los bajos salarios que perciben tienden a buscar mejores oportunidades de ingreso en el mercado informal.

Te puede interesar: Devuelven respiradores a hijo de Bartlett