Política permite regulación de energías.-Sener

107
  • La Sener justificó la política de confiabilidad del sistema eléctrico con la que se podrá garantizar la seguridad e independencia energética.

STAFF / AGENCIA REFORMA

La Secretaría de Energía (Sener) justificó la política de confiabilidad del sistema eléctrico con la que se podrá garantizar la seguridad e independencia energética a través de áreas estratégicas como la transmisión y distribución.

De acuerdo con un comunicado de la dependencia, la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional permitirá un ordenamiento eficaz, así como una adecuada regulación para la incorporación acelerada y progresiva de todas la energías.

Para el caso de las energías intermitentes (renovables), mencionó que se deben incorporar mediante la intervención y apoyo de las centrales que tengan disponibilidad total y reserva de planeación operativa con la finalidad de dar certidumbre a todos los participantes del mercado eléctrico.

Lo anterior significa que para que una central renovable pueda incorporarse al sistema eléctrico, se requiere que exista otra central con generación de combustible fósil para que pueda funcionar como respaldo y cubrir la intermitencia de las energías renovables en caso de ser necesario.

Ayer se publicó en la emisión vespertina del Diario Oficial de la Federación (DOF) la nueva política de Sener, luego de ser rechazada el pasado 12 mayo por no contar con un análisis de impacto regulatorio por parte de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer).

La Sener explicó que medida fue tomada luego de presentarse una disminución de la demanda eléctrica en el sector industrial y comercial derivado de la contingencia sanitaria por el Covid-19, con lo que se aumentó el desbalance entre la generación y la demanda eléctrica, lo que compromete el suministro eléctrico.

La política responde a la necesidad de llevar a cabo medidas correctivas, expuso.

De acuerdo con el comunicado, la capacidad instalada en operación para energías renovables al cierre de 2019 fue apenas de 11.86 por ciento.

En el caso de la capacidad instalada efectiva derivada de Subastas de Largo Plazo, tiene un avance del 67 por ciento.

En cuanto a los proyectos de las subastas que se encuentran en proceso se contabilizan 20, los cuales se espera entren en operación en lo que resta del año y durante 2021. “México garantizará la autosuficiencia energética mediante el uso óptimo y sustentable de todos sus recursos de energías primarias, mediante una política integral de desarrollo (…) orientada al aumento de la productividad del sector energético, para mantener bajas las tarifas a los usuarios finales”, refirió la dependencia.