Instalan espectaculares, aprovechan cuarentena

809
  • La mayoría de los 27 anuncios espectaculares de la avenida Huayacán incumplen varios artículos del reglamento municipal.

 

ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- La moderna avenida Huayacán sufre una paulatina invasión publicitaria sin restricciones ni apego al Reglamento de Anuncios y Publicidad del Ayuntamiento, provocando contaminación visual y la inseguridad latente, para los vecinos, de que estructuras peligrosas se vengan abajo debilitadas por el óxido.

La mayoría de los 27 anuncios espectaculares que sobre la avenida incumplen varios artículos y apartados del reglamento municipal ante la complacencia de la alcaldesa Hermelinda Lezama, quien tiene poderes amplios para sancionar, autorizar, retirar y hacer cuanto ella considere necesario, de acuerdo con las últimas modificaciones a la normatividad municipal.

A lo largo de los cinco kilómetros de la avenida Huayacán, desde los entronques de la avenida Rodrigo Gómez hasta la avenida 135, ninguno de los espectaculares cumple con el artículo 23 del citado Reglamento: “…se deberá colocar en cada anuncio, una placa o recuadro de identificación, la cual deberá contener con letra legible, el número del permiso y vigencia otorgado por la Dirección. La placa o recuadro deberá ubicarse en la parte inferior del anuncio, con las dimensiones que hagan posible su lectura desde el pie del anuncio de que se trate”.

Pero lo más grave, es la violación del artículo 32 que exige “la instalación de anuncios espectaculares, vallas en estructuras autosoportante o cualquier tipo de publicidad panorámica en predios privados, solo se podrá autorizar en los linderos de las carreteras pertenecientes al municipio, en sus dos márgenes, previa presentación del proyecto técnico, siempre y cuando no superen más de 12 metros de altura y respeten una distancia de entre uno y otro de 500 metros; y estarán sujetos a obtener los permisos correspondientes, previa revisión de las características en cuanto a dimensiones, diseño, ubicación dentro del predio”.

Inviable elevar a “Patrimonio de la Humanidad” playa pública de Cancún

La mayoría, otra vez, superan los 12 metros de altura, además de que violan el artículo tercero que asegura que “los anuncios producidos por la publicidad de negocios, locales comerciales, productos y demás actividades económicas y sociales, sean planeados, dosificados, diseñados y ubicados en la forma y en los sitios dispuestos y que no representen daño alguno a la población, ni atenten contra los elementos esenciales de la composición arquitectónica y urbana, como son el equilibrio, la claridad y el orden”.

Además de la fracción III que dispone que estos anuncios “coadyuven a que el Municipio ofrezca una imagen urbana ordenada, clara, limpia y libre de elementos que la deterioren visualmente” y el inciso IV que señala: “Proporcionar a la población del Municipio la certeza de que los anuncios que se utilizan en la publicidad, cualquiera que ésta sea, se fabriquen con los cálculos estructurales y las normas de seguridad vigentes, para minimizar cualquier riesgo que puedan representar”.

Los vecinos de la avenida Huayacán han mantenido continuamente el camellón en buenas condiciones. Muchos han plantado árboles, otros fraccionamientos dedican tiempo, dinero y esfuerzo para remozar con jardines y plantas la parte que les corresponde, además de cuidar la pista por donde corren, caminan y pasean en bicicleta.

Pero todo ese esfuerzo por mantener esta región de la ciudad de Cancún en buenas condiciones como lo exige el Reglamento de anuncios, con “una imagen urbana ordenada, clara, limpia y libre de elementos que la deterioren visualmente” no se respeta por parte del Ayuntamiento, que aprovechando la cuarentena ha autorizado la colocación de 27 espectaculares.

Te puede interesar: Las regiones con más casos de Covid-19 en Cancún