Engaña Mara a Cancún con supuesta aprobación de Hacienda

1244
  •  Hacienda no entrega premios ni reconocimientos de los cuales las autoridades puedan sentirse orgullosas públicamente, asegura presidente del Observatorio Quintana Roo A.C.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- La evaluación presupuestal del municipio Benito Juárez es una simulación que nada tiene que ver con eficiencia, transparencia ni rendición de cuentas del gobierno de Hermelinda Maria Elena Lezama Espinosa, sentenció Eduardo Galaviz.

El presidente del Observatorio Quintana Roo, A.C. aseguró que el ejercicio normativo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tampoco es un concurso en el que se entreguen premios y de los cuales las autoridades deban sentirse orgullosas.

Se trata, estableció, de un ejercicio normativo mediante el cual cada municipio hace una autoevaluación del destino y aplicación del presupuesto, pero cuyo destino carece de validación y comprobación sin que sean confirmados por la autoridad federal.

“Lo presentan como si fuera un gran logro. No es cierto, es una simulación, únicamente reportan a Hacienda mediante un formulario en línea”.

Se patina Mara Lezama con tema de Playa Delfines 

La implementación y operación del presupuesto basado en resultados del sistema de evaluación del desempeño (PbR-SED) se realiza con la captura de 204 reactivos en ocho temas eje. El ejercicio de muestreo se aplica a dos municipios de un mismo estado, con más y menor cantidad de población.

Galaviz Ibarra expuso que la información únicamente es de ida, sin que se analice ni se compruebe, lo que impide constatar que se resuelvan las necesidades comunitarias más sensibles.

Si se reporta la compra de camiones de basura, por citar un caso, nadie constata el procedimiento de adquisición ni la identidad del proveedor, la cantidad de recolecta de desechos, el beneficio tangible y la forma en que contribuyó al mejoramiento de los servicios públicos municipales. La mera compra de las unidades da por cumplido el reactivo.

Para el fiscalizador ciudadano “la información está incompleta debido a que la SHCP jamás la constata, pero la requiere para seguir entregando recursos”. Así fue como dimensionó los “logros” que ha publicitado el gobierno de Lezama Espinosa.

Los cuestionarios, abundó, carecen también de alcances legales para que puedan ser comprobados, sean objeto de fiscalización o que se sometan a la rendición de cuentas. Los formularios tampoco sirven a la Auditoría Superior de la Federación o al órgano garante de transparencia gubernamental.

El eje de planeación del municipio de Benito Juárez, por ejemplo, fue evaluado con 100 por ciento de cumplimiento pero únicamente lo fue porque se alineó a los objetivos de los planes nacional y estatal de desarrollo, y que supuestamente tuvo participación de la sociedad civil. “Es algo lógico y natural pensar que los objetivos deben estar alineados; de lo contrario, no hay recursos”.

Los demás ejes evaluados por la dependencia federal corresponden a programación, presupuestación, ejercicio y control, seguimiento, evaluación, rendición de cuentas y consolidación, de los cuales el gobierno morenista fue calificado hasta en 55 por ciento de cumplimiento.

El Observatorio Quintana Roo, A.C. analiza todos los parámetros en que incumplió la autoridad municipal para obtener ese tipo de escalas, como programación y ejercicio y control, cuya información la mantiene en resguardo la autoridad municipal.  

Eduardo Galaviz consideró que el gobierno de Mara Lezama hizo de esta evaluación una campaña de imagen en medios de comunicación, pero “para quienes entendemos el fondo de eso, se nos hace muy desagradable que nos quieran engañar”.

En los indicadores de resultados y avances, el gobierno municipal establece en todos los programas metas programadas supuestamente para cumplirse entre el 1 de julio y diciembre de 2021, motivo por el cual en todos “se registra un avance cero referente a los indicadores de interés público”.

Te puede interesar: Se patina Mara Lezama con tema de Playa Delfines