Despídete de la barba y la joyería tras la cuarentena

411
  • El regreso progresivo a la cotidianidad después del Covid-19 implicará cambios en la rutina del ser humano para asegurar una vida saludable.

VANIA ESTEBEZ Y FERNANDO TOLEDO / AGENCIA REFORMA
CIUDAD DE MÉXICO.- El regreso progresivo a la cotidianidad después del ataque del Covid-19 implicará cambios en la rutina del ser humano. Todas ellas enfocadas a asegurar una vida saludable y una armoniosa convivencia.

El dejar el ‘home office’ y reincorporarse a las empresas será clave en este proceso, por lo que el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) ha aconsejado que se evite el uso de joyería y corbatas, sumado al rasurar la barba y bigote, ya que el virus se podría quedar en ellos por más tiempo y ponernos en riesgo.

“Una cuestión importante es que las mascarillas se ajusten perfecto a la cara, así que la barba y el bigote pueden dificultar este requisito, es cosa de sentido común. Además, el exceso de pelo en esta parte puede llegar a perforar los cubrebocas convirtiéndolos en inservibles”, afirma el Dr. Gustavo González Zaldívar.

Una investigación de la Clínica Hirslanden de Suiza concluyó que el vello facial y sobre todo las barbas tupidas, están llenas de bacterias y microorganismos que pueden ser peligrosos para la salud humanas, y según estudios, los virus sobreviven en superficies húmedas, y las barbas lo son más que la piel.

Así, que según los expertos, lo mejor es recortarla casi al ras, o de plano borrarlas del rostro, por doloroso que sea para tu look. Si decides dejarla, debes de observar reglas estrictas de higiene como lavarlas constantemente con jabón líquido, sobre todo después de salir, o aplicar algún gel protector que no tenga demasiado alcohol para no dañar la piel.

Además, considera el cortar tu cabello si lo tienes largo, recortar las patillas y lavarlo a diario. Evita usar el shampoo en seco. Si de plano, no quieres cortar el cabello, recógelo con una liga, sobre todo si saldrás de casa o irás al súper mercado.

Y los accesorios

Los complementos como anillos, pulseras, aretes y collares se encuentran cerca del rostro y expuestos al medio ambiente, así que es muy fácil que las gotas de saliva puedan caer sobre ellos y transmitir el virus. Lo mismo ocurre con los relojes, los cuales además pueden ser difíciles de limpiar con cloro o desinfectantes, así que se recomienda no usarlos.

Además, muchas oficinas ya han quitado el uso de la corbata, superficie de tela cercana también a la cara que también puede contaminarse fácilmente. Tampoco debes usar las bufandas como cubrebocas, los guantes y las uñas largas o postizas.

Respecto a las bolsas es necesario llevar pocos artículos y lavar muy bien cada uno de ellos además de la superficie del bolso sobre todo después de salir.

Y finalmente, el accesorio más peligroso de todos, es tu teléfono celular, el cual ya se considera ya como accesorio, ya que te acompaña todo el día y estás en contacto directo con él. Apágalo antes de limpiarlo con un trapito mojado con gel o agua con jabón y no olvides también frotar la carcasa.