WAYEB POLÍTICO; Grupo Solaris, de los huevos al poder político en Morena

591
WAYEB POLÍTICO Grupo Solaris, de los huevos al poder político en Morena

 

Édgar Félix

El poderoso Grupo Socorro Romero Sánchez SA de CV (GSRS), con sede en el apacible pueblo de Tehuacán, Puebla, es quien está detrás del desarrollo hotelero conocido como Gran Solaris de la playa pública Delfines o El Mirador. Según la consultora financiera estadunidense S&S esta empresa mexicana con más de 60 años en el mercado tiene un total de 1,200 empleados en todas sus ubicaciones del mundo y genera 201.57 millones de dólares en ventas al mes. El capital activo lo calculan en casi mil millones de la divisa norteamericana.

Cercanos al poder federal, estatal y municipales donde han desarrollado diversos negocios, en junio de 2019 este grupo poblano llamó la atención cuando en “la mañanera” del presidente Andrés Manuel López Obrador fueron reconocidos como el consorcio gasolinero (también venden gasolina) que más barato habían cotizado el combustible de 87 octanos, en 7.73 pesos el litro. Una ganga.

Con una historia de herencia dudosa, la matrona y dueña absoluta de este consorcio es Estela Romero Bringas, sobrina en línea directa de la fundadora del GSRS Socorro Romero Sánchez (quien hasta tiene una avenida con su nombre en Puebla) quien falleció a los 93 años de edad el cuatro de diciembre de 2009. En la mayoría de las empresas citadas, el presidente es Alfonso Celis Romero (hijo de Estela Romero Bringas) o su hermano Miguel Ángel Romero Bringas; como auditor está Noel Montes de Oca Sánchez, quien ha sido el brazo derecho de toda la vida de Estela Romero Bringas.

Esta familia ha sabido construir importantes lazos políticos con líderes, presidentes de la República, gobernadores, partidos políticos y alcaldes. Por ejemplo, en febrero de 2019 Alfonso Celis Romero, en una reunión pública y como representante de un grupo poderoso empresarial, le expresaron “su total apoyo” al entonces candidato de Morena, para contender por la gubernatura de Puebla, Miguel Barbosa, quien es uno de sus principales aliados en la actual administración federal.

Aunque han sido muy cuidadosos y discretos de no aparecer en escenarios públicos, sí son motivo de seguimiento de columnistas financieros y consultoras internacionales especializadas. Recientemente una de ellas publicó que Alfonso Celis Romero tiene que ver con unas cuentas bancarias depositadas en Suiza y cuya custodia tendría el “Credit Suisse”, el cual lleva en México, Héctor Grisi Checa, presidente ejecutivo del Grupo Financiero Santander.

El GSRS se diversifica en varias empresas, tanto nacionales e internacionales, sus principales clientes se encuentran en Estados Unidos, Alaska y Canadá, donde distribuyen en la cadena Wal Mart, así como otras partes del mundo que no se especifican. Tan sólo, una de sus proyectos empresariales, como “Sr Huevo”, produce dos millones y medio de huevos al día.

Las empresas de este consorcio son, entre otras: Inmobiliaria Socorro Romero Sánchez SA de CV; Villas Solaris, S de RL de CV, hotelería y turismo; Ganadera El Carmen S.A. de C.V., la cual factura producciones de leche de vaca; Socorro Romero Sánchez S.A de C.V., Producción de huevo y cerdo; Avícola Kolibri De Tehuacán, S.A. De C.V.; Productos Agropecuarios de Tehuacán, S. De R.L. De C.V.; Productos Avícolas El Calvario, S. De R.L. De C.V.; y,  Planta Industrial De Huevo SRS, S.A. de C.V.

La historia de GSRS comienza en Cancún en 1980 cuando adquieren un terreno en el kilómetro 20.5 del bulevard Kukulkán, en la Zona Hotelera, donde fundan el hotel Royal Gran Solaris con apenas 150 habitaciones. Sin embargo, el gusto de la exploración de inversiones en el ramo turístico les dura hasta 1986 cuando el huracán Gilbert prácticamente acaba con el inmueble. Por algunas semanas estuvieron titubeantes de continuar o no en el negocio.

Sin embargo, con el apoyo del gobierno y grupos de asesorías en hoteles logran reconstruir el proyecto y ampliarlo a 300 habitaciones. Unos años después comienzan a expandirse en Quintana Roo, luego en otras entidades de destinos turísticos como Jalisco y Baja California. Aquí también cuentan con Residencial Playa El Secreto, en el municipio de Solidaridad, desde el 13 de diciembre de 2011.

En 2004 adquieren a Fonatur el lote de la SM 00B, Manzana 53, Lote 52-01, ubicado en la Zona Hotelera, del municipio de Benito Juárez, y se inician hasta 2017 los primero trabajos del proyecto Gran Solaris, consistente en la construcción de un hotel “all Inclusive” de 450 habitaciones y una suite; en un predio de 18,844.31 m2 ubicado en la parte Sur de la Zona Hotelera de Cancún.

El proyecto estará compuesto por un edificio de 14 niveles superiores, planta baja y dos sótanos, así como las áreas exteriores que constan de albercas, restaurante grill, asoleaderos, áreas verdes, gazebo de bodas, cancha deportiva multiusos, entre otras amenidades; desarrollado por la empresa Villas Solaris, S de RL de CV.

Aún y que la Semarnat se opuso desde un principio a la construcción de hoteles en este espacio vendido por Fonatur en Playa Delfines, paulatinamente fueron regresándose todos los terrenos porque se trataba de una playa pública y terreno federal. Sin embargo, el único que permaneció aguerrido en este lugar afectando la anidación de tortugas y la reproducción de la iguana rayada, especies en peligro de extinción, fue el proyecto del Gran Solaris.

Hay mucho en juego. No sólo es un hotel como tal, sino una serie de intereses tejidos desde administraciones pasadas que se irán descubriendo, en estos días, con las investigaciones que se realicen en el Ayuntamiento de Benito Juárez. La alcaldesa Hermelinda Lezama, estuvo enterada de las irregularidades de los permisos y de uso de suelo, pero aun sabiendo aprobó construir una barda perimetral cuando las personas se refugiaban en sus casas debido a la emergencia sanitaria del Covid-19, hasta que un grupo de activistas ecologistas lo denunciaron.

Cancún, como ciudad, y Benito Juárez, como autoridad municipal, se enfrentarán en estas semanas a un parteaguas de su historia. Sabremos si efectivamente las autoridades evitarán el ecocidio perpetrado en la mayoría de las playas del país o seguirán amarrando los hilos de intereses y componendas entre empresarios y políticos. Ojalá las investigaciones vayan al fondo de este asunto. Es urgente, Cancún no puede esperar.

ALUXE: La Presidenta Municipal de Solidaridad, Laura Beristain está en jaque político. Ya tenía su fiesta preparada para construir e inaugurar, como si fuera una obra de su casa, la remodelación de la emblemática Quinta Avenida en Playa del Carmen. Dispuso quitar el piso, abrir canales, tirar árboles, encementar y acabar con la esencia de esta ciudad mientras los habitantes estaban refugiados en sus casas por la emergencia del Covid-19, hasta que se enteraron.

Y se le armó la gorda a la alcaldesa enamorada que está por casarse y ahora deberá hacer la remodelación como se tuvo que haber hecho desde el principio. Debe aplicar todo a consulta pública y con la participación de la población. Si no es construir una bardita para su casa.

 

Twitter: @edgarfelix / Facebook: edgarfelixacu

Wayeb político; Rocío Nahle, espuma por la boca