Agota el Fonatur reserva de lotes

636
Agota el Fonatur reserva de lotes
  • El patrimonio actual de Fonatur es de 52 inmuebles, 19 de ellos en zona hotelera, de casi 309 mil m² de playas públicas, sólo quedan 8 mil m² en Cancún.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- A 50 años de la creación de este centro turístico integralmente planeado, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) conserva únicamente 52 predios, inmuebles e instalaciones.

La zona turística que se concibió originalmente con una oferta de 25 mil cuartos en 1971 y que se disparó a 107 mil habitaciones en 2019, tiene prácticamente el suelo público agotado en toda su extensión de 25 kilómetros.

El Sistema de Información Inmobiliaria Federal y Paraestatal del Instituto de Administración de Bienes Nacionales (INDAABIN) revela que se conservan únicamente 19 inmuebles y propiedades públicas en la zona hotelera.

Lo que sobrevive son dos playas públicas, un par de accesos a los arenales, una casa de visitas, seis inmuebles, tres lotes, una poligonal envolvente, una zona recreativa y tres plantas de tratamiento de aguas residuales.

El resto de los bienes están alejados de las playas, en la zona urbana y en áreas de reserva en el municipio Benito Juárez. Hay lotes y predios, casas-habitación, almacenes, polígonos, un estacionamiento, otros bienes diversos y las oficinas de la dependencia federal, ubicada en el centro de Cancún.

El inventario del patrimonio inmobiliario federal y paraestatal bajo administración del Fonatur establece que los registros 23-2175-4 y 23-2042-5 corresponden a las playas públicas Caracol y Corales, ubicadas en los kilómetros 9+200 y 20 del Boulevard Kukulcán, respectivamente.

En Playa Caracol únicamente sobrevive en su condición original (ventana al mar) el lote 5b-2 con superficie de mil 239.88 metros cuadrados reportada en el Programa de Desarrollo Urbano Municipal 2014. El lote 5b tiene locales comerciales (3, 761.39 m²), el 5b-3 una subestación (2,730.33 m²), el 5b-4 un cárcamo (303.79 m²), y el 5b-5 un estacionamiento y un andador de acceso (1,029.40 m²).

Padece Quintana Roo de estrés hídrico

Playa Corales conserva una ventana al mar en el lote 4-a con andador de acceso (16,542.94 m²) y el 4-b un estacionamiento (3,868.17 m²).

Los registros 23-2036-3 y 23-2040-7 refieren la propiedad del acceso a las playas públicas Langosta y Marlín, localizadas en el kilómetro 5 del Boulevard Kukulcán y la calle Tepen en la Zona Hotelera.

Playa Langosta dejó de ser ventana al mar en el lote L-3 luego de construirse locales (6,171.42 m²) y tener un estacionamiento en el lote L-3-a2 (2,947.67 m²). El terreno que se conserva es el andador de acceso del lote L-3-a1 (1,117.74 m²).

Playa Marlín que ocupa el lote 19 se partió en dos. El primero se destinó a un estacionamiento (2,953.62 m²), del cual se reportó su inexistencia en 2014, y un andador de acceso (1,448.77 m²), el cual tampoco correspondía al tamaño reportado.

El registro 23-2087-3 señala que el inmueble “Palmar 4” está concesionado al Hotel Oasis, ubicado a la altura del kilómetro 16 en la sección A de la segunda etapa del Boulevard Kukulcán.

Otros bienes bajo la administración del Fonatur son una casa de visitas bajo el registro 23-2034-5 (km. 22 de Punta Nizuc), la sede las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad bajo el folio 23-2083-7 (km. 14.575) y el lote denominado “Palmar 2”, folio 23-2084-6, en la Sección A segunda etapa de la Zona Hotelera (km 14.850).

Otros son “Palmar 3” con registro 23-2085-5 (Hotel Melia Cancún), “Palmar 4” folio 23-2087-3 (Hotel Oasis) y “Palmar 6” folio 23-2088-2 (km 17).

El inventario reporta también el folio 23-2127-1 que corresponde al “Lote 20” de la calle Quetzal (campo de golf sección b-primeros nueve hoyos), una poligonal envolvente, registro 23-2141-3 (tercera etapa km 24.5) y una zona recreativa en la tercera etapa de la zona turística (km 24) y un predio (Lt 2, Mz 2, Secc. E), además de las plantas de tratamiento ”Cucumatz”, “El Rey” y Pok Ta Pok, localizadas en el kilómetro 16 y 18+200 de la avenida Kukulcán y en el Paseo Pok Ta Pok.

Te puede interesar: Diferir recaudación de la Zofemat alentaría el turismo